Salar prepara ya las venus de la Villa Romana para devolverlas al Museo Arqueológico

Los vecinos participan mañana en una concentración pacífica a la puerta del Ayuntamiento, que no podrá hacer el traslado hasta que no disponga de medios adecuados

Noelia Jiménez García
NOELIA JIMÉNEZ GARCÍA Loja

En Salar se percibe «la indignación e impotencia» por el traslado de dos de las venus de su Villa Romana. El Ayuntamiento «cumplirá el requerimiento de la Junta», anuncia su alcalde, Armando Moya, y los operarios municipales ya tienen las cajas y protocolos listos para cumplir la orden dada por la Consejería de Cultura de la Junta, cuya Dirección de Bienes Culturales ha dado en los últimos días un ultimátum al consistorio. Si no devuelve las piezas, que expone su Centro de Interpretación a raíz de un préstamo temporal de dos años no prorrogado, se enfrentará a una denuncia ante la fiscalía por «un delito de apropiación indebida».

Para mostrar su malestar ante la medida de la Junta de Andalucía, los vecinos participan mañana en una concentración pacífica ante la puerta del Ayuntamiento de esta pequeña localidad, volcada en los últimos años en un yacimiento datado en el siglo I y de gran valor a decir de los arqueólogos.

La concentración será a las seis y media de la tarde y responderá al lema 'Salar en defensa de su patrimonio', tal y como se anuncia ya en redes sociales y servicios de mensajería instantánea. «No me ha llamado ningún representante público. Sólo he recibido mensajes de apoyo de muchos ciudadanos», explica el alcalde, que asegura que «no tenía ninguna información al respecto de las réplicas de las venus que ha mencionado el delegado de Cultura, ni que se prevé una partida para las excavaciones. Si es así, bienvenida sea. Las réplicas ya deberían estar hechas», comenta el regidor.

Moya asegura que el traslado mañana es «inviable porque por ahora la empresa especializada no ha confirmado aún día para el transporte de las dos venus». Así que, si todo marcha según lo previsto por el Ayuntamiento salareño, mañana tendrán que notificar a la Junta que no pueden efectuar el transporte de las piezas porque no disponen aún de «medios adecuados». « En cuanto sea posible se organizará el traslado», confirma el primer edil salareño, centrado en dar difusión al rico patrimonio histórico que está devolviendo esta importante residencia romana a este pueblo del Poniente Granadino.