El hueso de aceituna de los olivares de Montefrío calienta el colegio del pueblo

El Ayuntamiento instala una nueva caldera de biomasa, que ahorrará más de 20.000 euros y evitará emitir 30 toneladas de CO2 a la atmósfera cada año

N.J. Montefrío

El colegio público La Paz de Montefrío contará desde ahora con una calefacción limpia y bastante más económica, gracias a la energía que genera el uso de hueso de aceituna qu sale de los numerosísimos olivares del pueblo. El Ayuntamiento de la localidad ha finalizado las obras de instalación de una caldera de biomasa, que funciona con un tipo de fuente energética que ahorrará más de 20.000 euros y evitará emitir 30 toneladas de CO2 a la atmósfera cada año, según el concejal de Obras y Servicios montefrieño, Agustín García.

García señala que, con esta nueva instalación, «Montefrío se pondrá a la cabeza en el respeto al medio ambiente y en eficiencia energética», y recuerda que las calderas de gasoil del colegio que se han sustituido «eran muy antiguas y contaminaban mucho, y además se estropeaban muy a menudo». Esta actuación ha tenido un coste de 188.000 euros, que han sido financiados íntegramente por la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía.

El concejal montefrieño señala que esta actuación se enmarca dentro de las acciones que el Ayuntamiento ha puesto en marcha en los últimos meses para reducir las emisiones de CO2 a la atmósfera, y complementa otras actuaciones anteriores, como la sustitución de todas las luminarias del municipio, que eran de vapor de mercurio, por unas nuevas de LED.