El zurrón de la Oveja Lojeña se mete en el bolsillo a la Casa Real

Varios obsequios de la Asociación de Criadores de la Raza Autóctona están en la lista oficial de regalos que han recibido Sus Majestades en los últimos meses

El zurrón de la Oveja Lojeña se mete en el bolsillo a la Casa Real
FOTOS: NOELIA JIMÉNEZ GARCÍA Y COVECOL
NOELIA JIMÉNEZ GARCÍALoja

«No todos los días uno puedo hablar con Sus Majestades y mucho menos entregarles un regalo que representa a todo un colectivo», dice Juan Antonio Moreno, presidente de la Asociación de Criadores de la Raza Ovina Lojeña, formada por unos 60 ganaderos, 16.000 cabezas de ganado puras -en libro genealógico de la raza- y otras 60.000 no consideradas puras según los estándares de la raza ovina, la 'rabúa'. Son un pequeño colectivo ganadero que lleva toda la vida luchando por mantener una raza autóctona en peligro de extinción y cuya crianza natural y el pasto en libertad, en plena Sierra de Loja, han logrado hacer única y singular a esta oveja de peculiar rabo y exquisita carne. Por eso, que su zurrón artesano de pastor esté entre los 440 regalos que la Familia Real recibió el último año es «un regalazo, pero para nosotros», comenta Moreno, que, junto a su padre y a la artesana del hilado con lana Sian Huertas, fueron los encargados de, en nombre de la asociación ganadera, entregar al rey Felipe VI y la reina Leticia varios regalos vinculados a la oveja rabúa.

Con la intención de que la profesión y la raza «no mueran», la asociación de criadores y su cooperativa de productores están presentes en todo evento de promoción que se precie

Fue durante la celebración del pasado FITUR cuando la Casa Real contactó con los criadores para comunicarles que habían sido elegidos para obsequiar a Sus Majestades en el contexto de la feria internacional. La asociación y su cooperativa Covecol lleva unos años en contacto con la Casa Real; les felicitan en Navidad y les invitan a eventos como la Feria del Ganado de la ciudad. «Siempre nos contestan amablemente y, en cada carta -escrita de su puño y letra- les contamos qué es lo que hacemos, el trabajo que hacemos por mantener esta profesión y a una raza criada en el monte, con pocas ayudas y muchos trámites burocráticos», aseguran desde la asociación, que ha logrado hacerse un hueco en el mercado 'halal' musulmán precisamente con el Jamón de Cordero Ecológico Lojeño 'Curación Balkis Gourmet', una de cuyas 2.000 unidades anuales también fueron para la Casa Real.

Junto al estuche de billar de Trump

Pero, desde la humildad, este colectivo de tradición y amor por la Sierra, se metió en el bolsillo a los Reyes de España con su zurrón de pastor, elaborado por un artesano de la asociación, hecho con piel de toro y bordado con el nombre del rey Felipe VI, referencias a la Raza Lojeña y las iniciales de su mujer, la reina Leticia, y sus hijas Sofía y Leonor en dos pequeños bolsillos. «Fue en los pasillos del pabellón del 7 al 8. Estuvimos mi padre y yo con Sian, que le entregó su gorro hecho de lana de oveja a la reina», recuerda aún entusiasmado Juan Antonio, que destaca de «aquellos cinco minutillos» la amabilidad y la atención de Sus Majestades.

La asociación celebra el próximo 3 de junio sus II Jornadas de Convivencia de la Raza Ovina Lojeña

«Cinco minutillos» y muchas cartas e invitaciones que estos ganaderos consideran «valiosos» para mostrar parte del gran trabajo que realizan por mantener una profesión tradicional como la ganadería extensiva, dura y sin descanso. «Pero cuando uno siembra, recoge», mantienen desde el colectivo, cuyo humilde zurrón está este año al mismo nivel que regalos como el estuche de billar de Trump o el rosario musulmán del príncipe saudí, otros obsequios que el Palacio de la Zarzuela incluye ahora en el Patrimonio Nacional.

Paté de cordero

Con la intención de que la profesión y la raza «no mueran», la asociación de criadores y su cooperativa de productores están presentes en todo evento de promoción que se precie. Y de la mano de chefs como la lojeña Victoria Tango y sus elaboraciones más atractivas, trabajan en dar a la oveja lojeña «todo el reconocimiento» que creen debe tener. Precisamente de Tango, también entregaron los ganaderos a Sus Majestades tarros de paté de cordero 'eco' lojeño, de paté con coulis de mango y jengibre y otro con reducción caramelizada de vino tinto y manzana.

«Tanto el cordero como la profesión y el ecosistema de la Sierra de Loja. Si no hacemos atractivo esto muere», reiteran desde la asociación, cuya cooperativa sigue pendiente de la puesta en marcha su propia Sala de Despiece. Para seguir dando oportunidades a la profesión de pastor y a la actividad ganadera ecológica, la asociación celebra el próximo 3 de junio sus II Jornadas de Convivencia de la Raza Ovina Lojeña, una oportunidad de comer con mesa y mantel en plena sierra y degustar los embutidos y quesos artesanos y completamente ecológicos que produce esta raza, que los ganaderos del Poniente se han encargado de cuidar para evitar que acabe extinguiéndose. «Esta vez va a venir uno de los colaboradores de Félix Rodríguez de la Fuente, Joaquín Araujo, y también vamos a invitar al presidente de la Junta, Juanma Moreno», anuncian los ganaderos de la Raza Ovina Lojeña, que, aunque «pequeñita», tiene un sabor que no deja de sorprender a restauradores de todo el país y comensales y ahora, además, también tiene su sitio entre los regalos dignos de un rey.