...Donde trabajan los otros Reyes Magos

60 alumnos de Infantil del colegio lojeño Rafael Pérez del Álamo dedican a las decenas de profesiones más valoradas durante la pandemia su carta más ilusionante

NOELIA JIMÉNEZ GARCÍA Loja

Cartas a los Reyes Magos hay muchas, muchísimas. Pero como las que han preparado con sus pequeñas manos los alumnos de Educación Infantil del Colegio Rafael Pérez del Álamo, pocas. Porque los 60 escolares de tres, cuatro y cinco años de este centro educativo lojeño han hecho misivas a base de recortes de prensa, con mucha imaginación y con todo su corazón. Y se las han dedicado a las decenas de profesiones que más se están valorando ahora, a raíz de la pandemia. Profesiones necesarias para que la sociedad funcione «y sobre las que estos pequeños se han concienciado», explica Raquel Arco, la maestra del CEIP Pérez del Álamo que ha coordinado esta actividad con los alumnos más jóvenes.

«Mientras dormía, limpiáis lo que no quería. Gracias.», dedica una pequeña a los basureros. «Sin vuestro trabajo no tendríamos alimentos», recuerda otro crío sobre ganaderos, agricultores o pescadores. «Gracias por vigilar y regañar a los que lo hacen mal», dice otro niño en su carta, en este caso en agradecimiento a la policía. «Trabajamos sobre las profesiones y decidimos escribirle una carta especial a los Reyes Magos; ellos, los niños, son los protagonistas de estas preciosas cartas, en las que además agradecen a todos esos trabajadores su labor», cuenta Raquel, emocionada con el sentimiento que le han puesto sus alumnos a todo esto, pese a su corta edad.

E l objetivo no ha sido otro que concienciarles desde pequeños sobre la gran labor que hace cada profesión desde su sector, un papel aún mayor en este tiempo de pandemia que estamos viviendo. Cada uno le ha dedicado una emocionante y bonita frase, que ha salido de ellos mismos. «Imagínate… Son cartas que no están perfectas, porque las han elaborado niños de 3, 4 y 5 años. Pero están aprendiendo a apreciar la aportación de cada puesto de trabajo, que es lo importante», destaca esta docente, que sabe que ellos también saben el verdadero valor de las cosas.

Aunque esta sea una Navidad extraña para todos, para estos pequeños también estos trabajadores (camioneros, médicos, empleados de supermercado, conductores de ambulancia…) son en cierto modo como los Reyes Magos. Gracias a ellos se hacen posible muchos de nuestros sueños.

Y un último mensaje de estos alumnos de Infantil en sus cartas a SS.MM. de Oriente. «Si todos somos responsables, no tendremos que encerrarnos más en casa».