Loja, primera localidad granadina con este programa

El policía 'tutor' llega a los centros educativos lojeños

El policía 'tutor' llega a los centros educativos lojeños
FOTO N.J.G.

Cuatro agentes trabajan dentro y fuera del recinto escolar contra el acoso y en la prevención de delitos como el 'menudeo' de drogas

NOELIA JIMÉNEZ GARCÍALoja

Loja se ha convertido en la primera localidad granadina en poner en marcha el programa del 'Agente Tutor', una propuesta de intervención novedosa y diferente que plantean desde la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) y a la que se ha sumado el Ayuntamiento de Loja.

Aunque el área municipal de Gobernación no descarta ampliar el programa a todos los centros educativos lojeños a medio plazo, este proyecto ha comenzado ya a funcionar en cuatro de ellos: los IES Virgen de la Caridad, Alfaguara y Moraima y el CEIP Elena Martín Vivaldi. El objetivo: poner a raya cualquier conducta que, fuera o dentro del recinto educativo, afecte a la convivencia o represente un delito. Según la jefa de la Policía Local, Elena Ortiz, la realidad que se han encontrado al comenzar con el programa «es incluso mucho más compleja» de lo que esperaban. «Fundamentalmente hay muchos casos de 'bullying' o acoso escolar, 'menudeo' de drogas e incluso ha habido algún caso de abuso sexual», manifiesta la máxima responsable del cuerpo policial.

Cuatro agentes serán los encargados de comenzar con este programa que pretende, dicen, «actuar en el origen y las causas de los conflictos para evitarlos». «Pretende ser una herramienta más en el entorno y en el interior de los centros, para prevenir y actuar contra cualquier comportamiento antisocial, cualquier delito, y hacerles responsables de sus actos», explica Ortiz. Para ello los agentes se convertirán en un auténtico 'tutor', una persona cercana a los alumnos y que se convierte en su referente ante cualquier problema. «Queremos ganarnos su confianza, ser ese canal de conexión con la realidad que ellos viven», precisa la subinspectora, que insiste en que «la mejor forma de saber qué ocurre en su entorno y dar soluciones» es convirtiéndose en alguien cercano, alejado de la imagen convencional de la Policía. Para ello, se facilitará a los escolares un teléfono directo con su agente tutor para que, bien mediante llamada bien mediante whatsapp, puedan contactar con ellos ante cualquier situación digna de denuncia.

El programa, aprobado en el pleno municipal y también consensuado con los consejos escolares de los centros participantes, no se ciñe al horario escolar ni tampoco será la única labor de estos agentes, que seguirán compatibilizando la atención al programa con sus habituales funciones. Pero estos profesionales sí serán un nexo de unión con la realidad de la adolescencia y juventud de los centros educativos lojeños, en los que «también estará presente la Unidad Canina para combatir el 'menudeo' de droga, su tenencia y su consumo». «Se trata de un plan con una triple vertiente formativa, social y de seguridad cuyos destinatarios son los alumnos y cuyo objetivo es propiciar unas pautas de comportamiento», comenta por su parte el concejal de Gobernación, José Barea.

Para los equipos directivos de los centros, el programa puede ser un herramienta fabulosa para prevenir problemas en muchos casos muy graves. «Es un programa interesante porque se crea una relación con la policía diferente a la habitual», asegura Antonio García, director del IES Virgen de la Caridad. García habla del programa como una «formación complementaria», que «sirva para evitar conductas futuras».

El alcalde lojeño, Joaquín Camacho, destaca por su parte la actuación en materia preventiva que realiza la Policía Local de Loja. «a veces incluso más allá de sus competencias». «Somos conscientes de la realidad social de la ciudad y los centros educativos no se libran», comenta el primer edil, que también recuerda la intervención policial en la comisión de trabajo de los barrios de Alcazaba y Alfaguara, una zona urbana con indiscutibles problemas sociales y de convivencia.