LOJA

La Policía lojeña interviene más de 25.000 euros de dudosa procedencia durante un control preventivo

La Policía lojeña interviene más de 25.000 euros de dudosa procedencia durante un control preventivo
FOTO CEDIDA POR LA POLICÍA LOCAL DE LOJA

Los agentes detectaron un coche sospechoso cuyo ocupante, un hombre de nacionalidad extranjera, conducía bajo los efectos del alcohol y, además, no fue capaz de justificar la procedencia de esta importante cantidad de dinero

NOELIA J. GARCÍA Loja

La Policía Local de Loja ha detenido en las últimas horas a un hombre, de nacionalidad extranjera y con numerosos antecedentes judiciales, que portaba en su vehículo una gran cantidad de dinero «sobre cuya procedencia se mostró contradictorio y no fue capaz de justificar», han explicado a Ideal desde la Jefatura policial. Según las mismas fuentes, los agentes detectaron un coche sospechoso parado cerca de una de las salidas de la ciudad, junto al polígono Manzanil, y fue entonces cuando, en el marco de las actuaciones preventivas que realiza el cuerpo en estos casos, identificó al individuo que, además de contar antecedentes por varios delitos, conducía bajo los síntomas del alcohol, se negó a someterse al control de alcoholemia y «se mostró contradictorio sobre el origen de tan alta cantidad de dinero, cuya procedencia no fue capaz de justificar de manera verosímil». Además, el hombre no tenía canjeado en España su permiso de conducir -extranjero, como hemos dicho-.

El hombre, que fue detenido al no aportar domicilio conocido para garantizar su declaración ante el juez, llevaba en el vehículo en el momento de la actuación 25.000 euros en efectivo, perfectamente empaquetados y organizados de manera ordenada, que han sido intervenidos y puestos a disposición de la Autoridad Judicial. «A criterio policial constituye un indicio de criminalidad, al no dar el detenido una explicación verosímil de su posesión», explican desde la Jefatura sobre una actuación que ya está en manos del juzgado.

foto POLICÍA LOCAL DE LOJA

Además de al presunto delito contra la seguridad vial, por conducir bajo los efectos del alcohol, el detenido podría enfrentarse a una posible infracción administrativa por fraude fiscal -no delito, al ser una cantidad inferior a la establecida por ley, de 120.000 euros- o incluso a delitos más graves si se demostrara que el dinero procede de actividades criminales.