Perro y agente: el mejor tándem policial

fotogalería

/ FOTOS JORGE MARTÍNEZ

  • Los perros policía y guías de ocho municipios exhiben en Loja sus tareas habituales en búsqueda de estupefacientes, intervención policial y obediencia

En los últimos tiempos, son cada vez más los municipios que suman a sus policías locales unidades caninas, una herramienta más que útil para apoyar y optimizar el trabajo de prevención e intervención que realiza este cuerpo de seguridad. Precisamente para demostrar –aunque sea a pequeña escala- la labor de estas unidades, el área de Gobernación del Ayuntamiento de Loja ofreció una exhibición del que sin duda puede ser el mejor tándem policial, un agente y un perro con el que el vínculo es tan grande como para entenderse mutuamente y trabajar en equipo aprovechando las habilidades de cada uno.

Los perros policía y guías de ocho municipios mostraron así en Loja sus tareas habituales en búsqueda de estupefacientes, intervención policial y obediencia y, sobre todo, cómo agente y perro-policía trabajan casi como si de una sola cosa se tratara, uniendo la capacidad de adiestramiento y guía del hombre y las increíbles cualidades olfativas y lealtad de los canes. Son perros como Arón y su guía en la Unidad Canina de Loja –la anfitriona en este multitudinario evento-, o como los de los equipos especializados que asistieron a la exhibición, concretamente de las Policías Locales de Granada, Estepona (Málaga), Jerez (Cádiz), Puente Genil (Córdoba), Jódar (Jaén), Alcoy (Alicante) y Cieza (Murcia).

Por los aplausos del público y el entusiasmo, sobre todo de los más pequeños, la muestra canina de Loja sirvió para conocer un poco más el trabajo diario de estas unidades, donde el perro es un integrante más de la plantilla. “La coordinación conjunta de perro y policía y el autocontrol y la obediencia del animal se hacen fundamentales para la integridad y seguridad del servicio, de los agentes y de las personas que protege", explica J.C.R., de la Unidad Canina de Loja.

La anfitriona y el resto de unidades hicieron una completa demostración en vivo de cómo los perros policías aprenden a atender sólo a su guía, dejando de lado los apetecibles olores que llegan a su sensible olfato o los muchos elementos de distracción que pueden desorientar a los canes. “Como se suele decir, el perro es la prolongación de tu mano”, aseguran los agentes de estas unidades policiales. Hasta el punto de que resulta difícil diferenciar dónde acaba el trabajo del guía y empieza el del perro.

Laboratorio portátil

En el pabellón Pérez del Álamo de Loja, la hora de exhibición supo a poco, pese a que se pusieron en escena situaciones tan distintas como la protección y defensa frente a un ataque demostrada por los guías caninos de la Policía de Granada; las detecciones de hasta minúsculas muestras de sustancias estupefacientes entre muchas personas o en lugares tan insospechados como dobles fondos de maleteros o hasta sumideros; o la obediencia casi sincronizada de ocho perros a las órdenes de sus agentes. “Es habitual que la droga que buscamos esté escondida o tirada en un parque; si es de noche o minúscula, imaginaos la dificultad para encontrarla sin una trufa prodigiosa; se trata de un laboratorio portátil, siempre analizando", describen desde la Unidad Canina de Loja, que quiso agradecer muy especialmente la colaboración de los voluntarios del Centro Ocupacional de la ciudad.

Tras los reconocimientos a las unidades caninas participantes de manos de la jefa de la Policía, Elena Ortiz, y el concejal de Gobernación, José Barea, se hicieron inevitables las demostraciones de cariño de niños y familias hacia estos ‘amigos’ de cuatro patas y olfato superdotado, que posaron gustosos con todo aquel que quiso una foto. “Esperamos que los ciudadanos sepan algo más de la lucha constante que, con estos compañeros, hacemos en la prevención del tráfico y el consumo de drogas de las localidades”, coincidieron la decena de guías caninos reunidos en Loja.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate