Lori Meyers: «Nosotros somos Loja; tenemos pendiente hacer algo grande aquí»

Parte de los Lori junto a la familia de Alex Méndez en los pasados premios de Ideal.
Parte de los Lori junto a la familia de Alex Méndez en los pasados premios de Ideal. / JORGE MARTÍNEZ
  • La banda lojeña nos habla de su evolución y de su nuevo disco

Los Lori Meyers, «todo Loja» como ellos mismo se definen, son una banda ‘indie’ imprescindible que ha que ha ido pasando etapas hasta llegar donde está. Detrás, muchas horas de ensayos –primero en Loja y ahora en Granada– y cinco discos, el último de ellos ‘Impronta’. Ahora preparan otro nuevo con Universal, su productora, y, aunque no pueden contar mucho, dicen –Noni, Alex, Alfredo, Miguel López, J.J. Machuca, Javier Doria– que están orgullosos porque han hecho lo que más les apetecía.

Dicen que han ganado «un monstruo» y admiten que uno de sus proyectos pendientes es hacer algo especial, en Loja, con su gente.

–¿Qué han perdido y ganado Los Lori desde que empezaron?

–Hemos ganado un ‘monstruo’, que hemos creado y ha cambiado nuestras vidas. Hay algo muy positivo en todo esto, que es subir a un escenario ante más de 30.000 personas, como ocurre en un festival. Tenemos que saber que somos afortunados porque eso es un privilegio al alcance de muy pocos.

Pero por otro lado está el abandono de muchos amigos, el abandono de momentos con la familia. Es una carrera distinta, con horarios y costumbres que a veces no te permiten estar en momentos importantes de tu gente y tus amigos; eso sin duda es lo negativo.

–Llevan 18 años metidos en esto. ¿Es difícil mantenerse tanto tiempo?

–Separar la empresa de la amistad es lo más complicado. El ‘monstruo’ ese que decíamos antes es una empresa, una S.L. con impuestos, autónomos… Lo mejor es meter a gente de tus conocidos y tus amigos en tu grupo y tenerlos cerca. Nuestro objetivo ha sido siempre ese, mantener una empresa digámoslo así ‘familiar’. Ahora hay muchos socios. Entró Universal en escena. Ya no estamos hablando de la discusión entre tres críos sobre qué hacer sino que hay una empresa con muchas personas detrás. Al final nuestra intención es que el sentimiento primigenio de un grupo de amigos que se juntan a tocar siga intacto. Lo conseguimos en parte de esa forma, manteniendo a un círculo cercano. Pero evidentemente es complicado.

–Cuál es la crítica –buena o mala– que mejor recuerdan Los Lori.

–Ha habido muchas buenas y realmente creemos que, en una balanza, ganan las positivas. Reconocemos que la prensa se ha portado muy bien con nosotros; de hecho, en nuestro debut nos dieron el premio ‘Ojo crítico’.

Sí está la racha de ‘Cuando el destino nos alcance’, que no fue negativa para nosotros pero sí para nuestro productor en ese momento, Sebastián Kris, que también había hecho cosas con gente como Alejandro Sanz. Estaba muy relacionado con el ‘mainstream’ y fue muy criticado por la prensa especializada del ‘indie’ de España. La tomó más con él que con nosotros. Nosotros nos defendíamos; lo que no íbamos a hacer es repetir un disco porque hubiera gustado. Lo peor era por él, porque es un trabajador, un ‘currela’ que apostó por nosotros y ya está.

–¿Para cuándo el nuevo disco?

–No podemos hablar mucho del disco. Creemos que saldrá el año que viene... Aunque, quizá haya algo antes. Las decisiones artísticas e incluso los criterios de producción son cosa nuestra pero la cuestión comercial la llevan ellos. Nos queda todavía preparar videoclips, la ilustración... Nos quedan los últimos detalles, la ‘guinda’ del disco.

–Y ¿qué llevan Los Lori de su Loja natal?

–Llevamos todo. Somos Loja, nuestra actitud es lojeña. Somos algo ‘malafollá’ pero no del todo y parece que hay algo medio ‘malagueño’ [sonríen]... La verdad es que nos da mucha pena no venir todo lo que quisiéramos. El local de ensayo lo tenemos en Granada, vivimos allí. Ya por cuestiones de agenda, de sentido práctico y hacemos nuestra vida en la capital. Pero llevamos Loja en el corazón; tenemos pendiente hacer algo grande allí.

Todos tenemos un ‘timing’ que hay que cumplir pero pensamos en hacer un concierto masivo y gratuito para los lojeños, tirando de los muchos amigos que tenemos en el mundo de la música. Que ese día no se hable de cachés sino simplemente de que Loja tiene una música potente. Todo se andará; tenemos cada uno de nosotros muchos proyectos y compromisos, pero creemos que al final se hará.

–Háblennos de esos proyectos que andan en paralelo a Lori Meyers.

–Alejandro ha puesto en marcha un proyecto paralelo muy chulo con su padre y mucha gente de Granada, de bossa nova. Yo [habla Noni] estoy como productor de Bisagra, de Anni B Sweet. Estamos con colaboraciones con oenegés como Intermón. Ya no podemos con más proyectos paralelos. Por eso no vemos mucho ni amigos ni familia.

–Y qué nos dicen del mercado musical en España...

–Es imposible asemejarse a cómo maneja la industria países como Gran Bretaña o EE.UU. Es complicado entrar en su mundo. Ellos tienen grupos a patadas así que tienes que ofrecer algo muy especial o ponerte la etiqueta ‘latina’ para tener éxito. Los medios de allí dedican mucho tiempo a cultura y eso es fundamental. También hay que tener en cuenta que nosotros somos muy ‘jóvenes’ en cultura del rock. Lo que empezó en otros sitios en los 60 aquí llegó 20 años más tarde. Nuestra referencia son los países de habla hispana.

–¿Algo o alguien sin los que Los Lori no estarían aquí?

–Nuestras familias, sin duda. Y Paco Méndez, el padre de Alex, que fue una figura muy especial. Nos llevaba y traía. A los pueblos, al Alpechín, cuando empezaron a pagarnos y podíamos ampliar instrumentos, las primeras ‘palizas’ ¡hasta Barcelona! Nos dejó además muy bien situados, en un escalón bueno. Pero hay mucho que agradecerle a todo el mundo de Loja, también por supuesto a Granada. En los dos sitios tenemos muchos amigos y muchas experiencias.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate