El consistorio lojeño actúa de urgencia en Salud Mental tras la caída de una cornisa

El consistorio lojeño actúa de urgencia en Salud Mental tras la caída de una cornisa
/ JORGE MARTÍNEZ
  • El área de Servicios Municipales ha comenzado a retirar las estructuras más antiguas para evitar males mayores, a la espera de reformar un edificio, el del antiguo centro de Salud, que el Distrito Sanitario cedió al Ayuntamiento hace meses

La caída de buena parte de la cornisa del antiguo centro de salud de Loja ha generado preocupación en las últimas horas, ya que, aunque por fortuna no ha provocado daños personales, afectaba a la actividad diaria de la unidad de Salud Mental, que mantiene sus instalaciones en este edificio de los años 80. El desprendimiento, en la madrugada del pasado miércoles, provocó la caída de numerosos escombros en el entorno del edificio, por lo que fue necesaria la actuación de la Policía Local los Bomberos de Loja, que acordonaron la zona para impedir el paso de personas y eliminar el riesgo de accidentes.

Pero, ante la importancia del desprendimiento, el área de Servicios Municipales y Mantenimiento ha iniciado en las últimas horas una actuación de urgencia, "para retirar las antiguas cornisas que aún se mantenían y eliminar riesgos, a la espera de que se pueda reformar el edificio", explicaba el concejal delegado del área, José Antonio Gallego, que recordó que sólo hace unos pocos meses que el edificio ha pasado a ser municipal. No obstante, este antiguo inmueble, que fue mejorado en diversas ocasiones cuando era la sede del centro de Salud lojeño, pertenecía no hace mucho a la consejería de Salud y el Distrito Sanitario lo cedió al consistorio hace pocos meses. "Lo recepcionamos hace poco porque el objetivo del Ayuntamiento es instalar aquí los servicios sociales municipales y las sedes de las asociaciones", comentaba el edil, que reconocía que el estado del edificio "no es el ideal".

Con esta actuación de urgencia, el consistorio lojeño pretende que la actividad del edificio se pueda retomar con normalidad en el menor plazo de tiempo posible. Los trabajos consistirán en la reparación de la parte del tejado afectada y la consolidación del resto. "Los técnicos municipales han inspeccionado el edificio y no corre ningún riesgo estructural; tampoco ha habido caída de techos como ha llegado a decir la gente en las redes sociales", aseguraba Gallego.

No obstante, el desprendimiento impedía ayer que se pudieran llevar a cabo las consultas del centro de Salud Mental, ubicado en estas instalaciones. Esta cornisa ha sufrido, a lo largo de su historia, varias roturas que se han ido reparando conforme sucedían, pero parece evidente que el edificio necesita una actuación más profunda. En este sentido, los trabajadores de Salud Mental han elevado una queja por la situación en que se encuentra el edificio, que además es objeto de actos vandálicos tanto en sus fachadas como en ventanas y puertas.

El edificio acoge también actualmente el servicio de Estancia Diurna de Discapacitados, la ‘Casita de la Igualdad’ inaugurada recientemente, una zona de talleres del área de Deportes y el Grupo de Desarrollo Rural del Poniente.

Temas