Ganaderos de la 'Ovina Rabúa' muestran las excelencias de esta raza autóctona de la Sierra de Loja

Ganaderos de la 'Ovina Rabúa' muestran las excelencias de esta raza autóctona de la Sierra de Loja

Las II Jornadas de Convivencia de la Raza Ovina Lojeña destacan el trabajo de la asociación de criadores y la pujanza de este producto ecológico

IDEAL Loja

El Paraje Las Fuentes en la Sierra de Loja fue el lugar escogido por la Asociación de Criadores de la Raza Ovina Lojeña (ACROL) para su segundas jornadas de convivencia, a las que asistieron más de 200 personas entre ganaderos, pastores, cocineros granadinos, artesanos y responsables políticos. Las jornadas sirvieron para promocionar las singularidades del cordero lojeño y conocer de cerca la labor diaria de los hombres y mujeres que se dedican al mundo de la ganadería, así como para acercar la problemática de este sector a profesionales de diferentes ámbitos de la esfera pública.

Profesionales vinculados a la raza ovina lojeña, especie en peligro de extinción, destacaron el trabajo de los ganaderos y criadores de esta raza cuyo hábitat es la Zona de Especial Conservación (ZEC) Sierra de Loja, un espacio natural agreste de grandes oscilaciones térmicas con una altitud de más de 1.600 metros. En la Jornada se valoró la calidad del cordero ecológico lojeño, un producto gourmet de enorme autenticidad vinculado al territorio y que se encuentra incluido en el grupo de Razas Autóctonas en Peligro de Extinción dentro del Catálogo Oficial de Razas de Ganado de España. Para dar fe de esta calidad entre los participantes se encontraba la 'chef' del cordero lojeño, Victoria Tango, que ofreció un 'showcooking' de tapas de cordero lojeño entre los asistentes.

En el transcurso de la jornada, se disfrutó también de demostraciones como la de hilado de lana artesanal a cargo de la hiladora inglesa Sian Huertas, así como talleres de tallado de bastones -ofrecido por le ganadero Antonio Repiso-, de cencerros y de esquila. El presidente de la asociación de la Raza Ovina Lojeña, Juan Antonio Moreno, recordó «las enormes dificultades que atraviesa el sector, que se enfrenta a la falta de relevo generacional y la pérdida del ecosistema». Por ello, el presidente de la Raza Ovina Lojeña se refirió a la »apuesta por aumentar el valor añadido del producto mediante la transformación del cordero ecológico«, tal y como se viene haciendo desde la asociación ACROL y su comercializadora COVECOL. Juan Antonio Moreno anunció que «confía en que en próximas ediciones esta jornada se consolide y amplíe su contenido con más actividades». La asociación ACROL agrupa medio centenar de ganaderos dedicados a la cria de la ovina lojeña.

Entre los asistentes se encontraban la delegada de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, María José Martín, que recalcó «la importancia de la producción ovina en Andalucía y, en particular, de una raza como la lojeña, que contribuye positivamente sobre el medio natural, aportando enormes beneficios, como la conservación de ecosistemas de elevado valor ambiental, el control de la proliferación de vegetación como prevención de incendios forestales, o su contribución a la fijación de la población al territorio».