Las fuentes lojeñas dan vida al 'Roscuelo' de la Feria Grande

Las fuentes lojeñas dan vida al 'Roscuelo' de la Feria Grande
N.J.

Como en los últimos años, esta pieza de manualidades ha sido cuidadosamente elaborada por los chicos del Centro de Atención a la Diversidad Funcional 'Sierra de Loja'

N.J.G.Loja

Loja ya está casi de Feria. Las Fiestas en Honor a la Virgen de la Caridad se celebran la semana que viene, pero ya hay numerosas actividades que prologan la Feria Grande lojeña con toques de tradición e historia. Entre las más tradicionales de las últimas décadas está la presentación del Roscuelo, un trabajo de manualidades que representa algo muy lojeño y que cada año se quema al finalizar las fiestas, no sin indulto de alguna de sus piezas.

En las últimas festividades, el Roscuelo de la Feria Grande -que se llama así porque siempre tiene presente al tradicional Rosco de Loja- ha sido elaborado por los chicos del Centro de Atención a la Diversidad Funcional 'Sierra de Loja'. Con diversos talleres, realizan la decoración de la pieza al detalle. Y este año la tradicional manualidad, que preside el patio del Ayuntamiento durante todos los días festivos, está centrada en el recurso natural más preciado del municipio: el agua. Con el título de 'Ciudad del Agua', como popularmente se conoce a Loja, el Roscuelo de la Feria Grande 2019 recoge representaciones de algunas de las fuentes más conocidas de un municipio lleno de manantiales y fontanas. La fuente del 'moco', la de San Gabriel, la Fuente Santa o la de los 25 caños son algunos de los surtidores de agua que embellecen este precioso roscuelo lleno de vida. Lleno de agua.

Temas

Loja