El feminismo pone letra al Carnaval de Loja

Calidad reivindicativa en la Final del XXIII Concurso de Agrupaciones, cuyos primeros premios fueron para la chirigota 'El único banco que te habla franco', la murga 'Sin tetas no hay paraíso' y la comparsa 'La tropa del patio'

'La murga más mala', de Loja, ganó el premio al mejor vestuario. /FOTOS NOELIA J. GARCÍA
'La murga más mala', de Loja, ganó el premio al mejor vestuario. / FOTOS NOELIA J. GARCÍA
N.J.G. Loja

El Concurso de Agrupaciones de Carnaval de Loja siempre es un altavoz de reivindicación, de crítica, de reflexión. Pero esta edición, la vigésimo tercera, ha mandado un mensaje claramente feminista. La lucha por la Igualdad real y la necesidad de salir a la calle el próximo 8 de Marzo marcaron parte de las letras de las agrupaciones finalistas, que mostraron una sensibilidad social y una entrega en el escenario dignos de todos los premios.

El jurado, como suele, no lo tuvo fácil porque la calidad era importante. Y finalmente los primeros premios se los repartieron los carnavaleros de Loja y Salar.

La murga salareña de Nico Moncada 'Sin tetas no hay paraíso', la chirigota lojeña 'El único banco que te habla franco' y la también lojeña comparsa 'La tropa del patio' se llevaron los primeros premios de las tres modalidades de la edición de este año, en la que también han destacado la nueva Chirigota de los Niños 'Au señor, recógeme pronto!' -segundo premio chirigotero-, la crítica veterana de 'La murga más mala' -segundo premio de murgas y también galardonada con el mejor vestuario- y la comparsa de Algeciras 'Narcos' -segundo premio de comparsas y premiada también con el mejor popurrí-. El reconocimiento al Mejor Estribillo fue para 'El único banco que te habla franco' y el 'Mejor pasodoble a Loja' para la murga salareña de 'Sin tetas no hay paraíso', que enamoraron al público con una letra que recorría la riqueza de la Semana Santa Lojeña.

Juventud y veteranía

La Chirigota de los Niños 'Au señor, recògeme pronto' demostró que la juventud no está reñida con el compromiso social y, además de reflejar la soledad de muchos de los mayores, desplegaron su propia pancarta apoyando la movilización del 8 de Marzo. «Para que ninguna mujer tenga que sufrir lo que su abuela», cantaban los de Antonio Madrid.

El primer premio de chirigotas, los de Nico Díaz 'El único banco que te habla franco', reflejò sin reparos la gran manipulación que vivimos en la actualidad con alguna letra destinada a concienciar medioambientalmente, referencias a «peces gordos que no hacen nada» y un mensaje claro: «La mentira forma parte de la realidad».

El primer premio en comparsas, 'La tropa del patio' dirigida por José María Fúster, ofreció un trabajo musical excepcional con un 'tipo' que, aunque con apariencia infantil, conoce bien las injusticias y los dramas sociales. En sus letras también se escuchó el feminismo y duros reproches a los políticos «mamarrachos» por su incapacidad para solucionar el problema de falta de pediatras que aún sufre el centro de Salud de Loja.

La 'Murga más mala' sólo tuvo de 'malo' su apodo este año, porque la puesta en escena, interpretación y vestuario fueron magníficos. Once concursos de experiencia hacen a esta murga de mujeres un buen ejemplo de la lucha por el Carnaval, que, por cierto también fue objetivo de su repertorio. El 'tipo' de las de Kica Montoro y Rocío Ortiz se basaba en «malas malísimas» de cuento que, además de criticar cuestiones como la falta de pediatras y otros problemas importantes de Loja, también se sumaron a la propuesta de movilización del próximo 8 de marzo lanzada por la asociación Loja por la Igualdad, que subió su pancarta. Las letras de la murga lojeña mostraron un feminismo que no es nuevo en ella, porque siempre ha dado voz a una mujer libre de ataduras sociales y prejuicios y consciente de su lucha diaria.

Y también feminista -e hilarante- estuvo en el Auditorio Adolfo Suárez la murga salareña 'Sin tetas no hay paráiso', que puso en escena un 'tipo' de pastor con conversaciones críticas y humorísticas con su cabra. Repaso a la falta de pediatras, a los políticos locales y a la actualidad social nacional con el mejor sentido del humor.