Una 'escape room' con la valentía de Hapeja

El IES Virgen de la Caridad de Loja diseña un reto para acercar a los alumnos al emprendimiento a través de la historia real de esta esclava sexual, que logró cambiar su vida gracias a ello

Una 'escape room' con la valentía de Hapeja
FOTOS NOELIA J.G.
NOELIA JIMÉNEZ GARCÍALoja

Hapeja está estos días en una de las aulas del IES Virgen de la Caridad de Loja. «Concretamente en la de segundo de Bachiller; como ahora no está, podemos usarla», explica el director del centro, Antonio García. Está en este aula su historia de valentía, porque su testimonio es uno de los muchos ejemplos reales de mujeres sometidas a la esclavitud sexual en una sociedad sin apenas derechos como la de Bangladesh. Mujeres que, armadas de valor, decidieron buscar ayuda en las ONGs para salir de ese infierno y cambiar su vida en un país donde ellas apenas pueden aspirar a decidir. A ella le llegó la oportunidad gracias a un microcrédito de los que los organismos humanitarios que trabajan allí gestionan, para que mujeres con una situación tan traumática como Hapeja puedan ser ellas, libres, con sus propios recursos. Como el campo de cultivo que decidió comprar para vivir su vida en unas condiciones dignas.

Ella probablemente no conoce lo que es el emprendimiento, pero gracias a su historia -que centra una curiosa 'escape room' instalado en una de las aulas- los alumnos de primero de la ESO del Virgen de la Caridad sí que saben ahora qué es y cómo conseguirlo: con ideas claras, conociendo la realidad y, como no, con algo de inversión. «La 'escape' está montada en torno a una serie de pruebas enlazadas entre sí, para lograr códigos que abren pequeños cofres con los que ir consiguiendo dinero para ese sueño de Hapeja», cuenta Quérol Vallejo, profesora de Economía y coordinadora de este proyecto de 'Innicia', el programa autonómico que se le ha concedido al centro en el último curso.

«Queríamos de alguna forma que el reto incluyese contenidos de diferentes materias, unidas por el concepto de emprendimiento femenino, que fue la línea que nos marcamos desde el primer momento» quérol vallejo, coordinadora de la actividad

El objetivo de esta actividad, y de otras que los alumnos han ido realizando durante los últimos meses, no ha sido otro que introducirles en el emprendimiento, como una de las opciones de autoempleo más factibles en una sociedad competitiva y cada vez con más oferta de servicios y conocimientos. «Queríamos de alguna forma que el reto incluyese contenidos de diferentes materias, unidas por el concepto de emprendimiento femenino, que fue la línea que nos marcamos desde el primer momento», indica Quérol. La 'start up' ficticia que ha elaborado el centro es esta 'escape room', el 'Ret@escape'. «Elegimos una historia triste y al mismo tiempo esperanzadora, de manera que todo el reto esté orientado a ayudarle a ella a lograr su microcrédito», comenta Quérol, que, junto a Ana Arenas y Rosa Jiménez, ha coordinado el proyecto. El hilo conductor de la 'escape room', idea de Quérol, es el diario de Hapeja, que cuenta su experiencia y la de otras mujeres, que pueden ser independientes económicamente.

Buscarle un espacio

Durante meses, han sido muchos los docentes implicados, los alumnos de cuarto de ESO han diseñado la 'escape room' y sus diferentes pruebas, que muestran la trayectoria vital de esta joven de Bangladesh. Su relato -plasmado en el diario que pudo empezar a escribir cuando fue alfabetizada- lo lee una de las 'escapistas', alumnas voluntarias que le echan un cable a los alumnos de primero que pasan por el Ret@escape. Los estudiantes, que tienen 40 minutos para pasar las pruebas, entran así en contacto con el emprendimiento, pero también con la vida en el burdel de Hapeja, cómo logró escapar de aquel antro, cómo pudo ser ella gracias a la formación que le dieron ONGs como 'Ayuda en Acción', cómo empezó a soñar en lograr su propio proyecto, como las estrellas de cine o las científicas más conocidas, pero también como ''figuras ocultas' que realizaron su trabajo a la sombra de los hombres. «También está presente el ciclo de cocina del IES, con una conocida chef con estrella michelín cuya 'receta' también sirve para abrir nuevos fondos», detalla la docente a la que se le ocurrió esta original idea.

«Es una lástima que, por falta de espacio, se pierda. Con la idea que hay, se puede seguir desarrollando esta sala, que hemos hecho con nuestros recursos pero con mucho esfuerzo« antonio garcía, director del ies virgen de la caridad

Ahora la intención del instituto es que la 'escape' sea trasladada a otro sitio de manera permanente. «Es una lástima que, por falta de espacio, se pierda. Con la idea que hay, se puede seguir desarrollando esta sala, que hemos hecho con nuestros recursos pero con mucho esfuerzo. Creemos interesante mantenerlo», asegura el director. Los docentes y los alumnos están orgullosos de su proyecto, porque permite trabajar muchos conceptos: los retos, la concienciación, perder el miedo al fracaso... «Lo que pretendemos es que ellos sean capaces de tomar decisiones. El sistema educativo tiene que ir cambiando el chip. Hay actitudes y aptitudes que hay que fomentar y que no están en los libros», considera el director del IES Virgen de la Caridad.