Colores e imaginación en las cruces de los niños lojeños

Imágenes del concurso. /FOTOS N.J.
Imágenes del concurso. / FOTOS N.J.

Decenas de grupos infantiles han participado un año más en el concurso organizado por la peña Alcazaba y el Ayuntamiento para mantener la tradición de la «veracruz de mayo»

N.J.G.Loja

Una cruz muy gastronómica, de espárragos verdes concretamente. Otra de latón, con muchas flores y motivos. Más allá una tradicional, hecha de claveles rojos y rosas. Y en la otra esquina la de Pepe y sus amigos, elaborada con cartulinas de colores, justo al lado de la que un grupo de niñas han hecho con abanicos. Así es la mañana del Día de la Cruz en Loja, que este año no era lectivo y que permitía ver a muchísimos grupos de amigos luciendo sus cruces, realizadas con muchos colores y no desprovistas de imaginación.

Desde primera hora de la mañana ya se podía escuchar por las calles a la chiquillería diciendo bien alto aquello de «A la Veracruz de Mayo, que no ha salido en todo el año», para lograr algunos céntimos o euros con los que pasar el día por cortesía de los vecinos colaboradores. El concurso infantil de cruces, organizado por el Ayuntamiento con la colaboración de la Peña Flamenca Alcazaba, reunió a decenas de grupos participantes, que optaron por un primer premio de 50 euros, un segundo de 30 euros y un tercero de 20 euros.

El desfile de cruces , desde la Peña Alcazaba a la Plaza de la Constitución, concluyó conociendo a los ganadores del concurso y con un refresco y un bocadillo para cada uno de los niños participantes, que, como siempre, pusieron toda su ilusión en su creación.