Los colegios lojeños 'lucen' su Carnaval en las calles

Los colegios lojeños 'lucen' su Carnaval en las calles

Más de 2.000 personas han participado en el pasacalles escolar de la ciudad, que ha disfrutado durante buena parte de la mañana de un desfile con 'tipos' de cuentos, estaciones o concienciación ambiental

N.J.G. LOJA

Hoy los colegios de Loja -tanto los del casco urbano como los de los núcleos rurales- han vivido una jornada especial, pero, sobre todo, se la han hecho sentir a gran parte de la ciudadanía lojeña. Más de 2.000 personas -entre escolares, familiares y docentes- han participado en un multitudinario pasacalles escolar, que ha recorrido el centro de la ciudad durante buena parte de la mañana y que también ha incluido la representación de otros centros, como la Residencia 'Sierra de Loja'.

Sobre el asfalto, muchas ganas de cantar y bailar. Y, por supuesto, lucir disfraces hechos en muchos casos por las propias familias. Y es que el día del pasacalles comienza bien temprano en las casas de los escolares lojeños, con preparativos para dejar el ´tipo' carnavalesco lo más conseguido posible. Eso sí, después de muchas tardes de 'talleres' de manualidades en las aulas llega el resultado: un universo de ideas y formas de vivir esta fiesta.

Se pudo ver este año, toda una librería de cuentos del CEIP Rafael Pérez del Álamo, como Blancanieves o el Flautista de Hamelin; la conciencia medioambiental del colegio Caminillo -con sus coches híbridos, contenedores o redes llenas de la basura de los oceanos-; los animales del Zoo del colegio Victoria; los monstruos de la emociones del colegio Elena Martín Vivaldi; las estaciones del año y sus frutos y productos de la mano del CEIP San Francisco; los monstruos de colores y sensibilidad del CPR Gibalto; los personajes históricos del CPR Besana; la tribu india de la ludoteca Camila; los hortelanos de la Residencia de Atención a la Discapacidad 'Sierra de Loja'; o el mundo de Alicia en el País de las Maravillas del CPR Monte Hacho. Todos ellos lucieron sus 'tipos' al ritmo de la música del Carnaval.