Los carnavaleros estrenan 'su casa' con una dulce 'Rosconá'

Los carnavaleros estrenan 'su casa' con una dulce 'Rosconá'
FOTOS N.J.G.

El 'Centro de Artes Carnavaleras' cuenta con ochos salas de ensayo, un aula para la Escuela de Carnaval y un museo en continua creación que muestra parte de la historia de esta fiesta

NOELIA JIMÉNEZ GARCÍALoja

El 4 de febrero de 1937, en plena Guerra Civil, diario Ideal publicaba una información sobre la prohibición de la fiesta del Carnaval. Comenzaron tiempos en los que la fiesta de la máscara era perseguida y en los que era una osadía arriesgada ponerse un disfraz. Pero el Carnaval de Loja tiene tras de sí muchos años de tradición, de peñas, de gentes que, con cualquier ropa o indumentaria improvisada, creaban un 'tipo' que tenía mucho que decir, y con el mejor sentido del humor, sobre la actualidad del momento.

Parte de esas historias de Carnaval, de esos personajes, agrupaciones, premios, máscaras, bombos y guitarras, libretos, pitos de caña, disfraces... están desde ahora en la 'Casa del Carnaval', el 'Centro de Artes Carnavalescas' que el Ayuntamiento de Loja, en colaboración con la Asociación Lojeña de Carnaval, ha puesto en marcha. Con una inversión de más de 15.000 euros y las ganas del 3x4 de muchos 'carnavaleros', la casa pone a disposición de las muchas agrupaciones locales ocho salas de ensayo, un aula para la nueva etapa de la Escuela Infantil de Carnaval y un museo en continua creación, que muestra parte de la historia de esta fiesta.

Numerosos vecinos del Paseo de Narváez y un nutrido grupo de 'carnavaleros' se acercaron a disfrutar de esta «gran día», como lo calificó el alcalde, Joaquín Camacho. Y para celebrarlo se realizó la I 'Rosconá', que ofreció más de 1.000 roscos de Loja a los presentes, por cortesía de los seis obradores de este conocido dulce lojeño.

En el nuevo edificio todo es Carnaval, desde las paredes, repletas de cuadros y carteles con imágenes de todas las agrupaciones que han pasado en los 24 años de historia del concurso, hasta los escalones y rincones, con parte de las letrillas que más han marcado a cada uno de los personajes interpretados en el Carnaval lojeño. Con todo, desde la Asociación Lojeña de Carnaval se comprometieron a seguir dotándolo de contenido. «Se está trabajando con el objetivo de conseguir ese carnaval infantil mediante la puesta en marcha de la Escuela. Además en 2020 también se celebrará el 25 aniversario del concurso y queremos impulsarlo aún más», anunció el presidente del colectivo, Rafa Ramírez, acompañado por el vicepresidente Juanfran Cañadas 'Capelo', que coordina el museo.

Para el alcalde, por su parte, con este edificio «se prepara el camino para el futuro carnaval de Loja, que tiene que llevar a la Escuela del Carnaval, para que esta fiesta siga creciendo». Por eso, pidió que el edificio sea la «vida del carnaval» y muestra de participación, «desde los más pequeños hasta los mayores».