El Carnaval de Loja estrenará 'casa' a mediados de febrero

Imagen del domingo 'teoletero' del Carnaval de Loja pasado. /JORGE MARTÍNEZ MAROTO
Imagen del domingo 'teoletero' del Carnaval de Loja pasado. / JORGE MARTÍNEZ MAROTO

La antigua sede de la Universidad Popular está siendo adaptada por el Ayuntamiento para que pueda acoger los ensayos de las agrupaciones y la futura escuela carnavalesca

N.J.G.Loja

Coincidiendo con el mes 'carnavalero' por excelencia, febrero, el Carnaval de Loja estrenará su propia sede en la ciudad. Así lo ha anunciado el concejal de Cultura, José Antonio Gómez, que explicó también cómo el que fuera espacio formativo de la Universidad Popular está siendo adaptado por el Consistorio para que acoja ensayos carnavalescos, reuniones de la Asociación Lojeña de Carnaval y proyectos tan ligados a esta fiesta como la escuela de Carnaval.

Según adelantaron desde el gobierno municipal, se están arreglando servicios y cerramientos y pintando las paredes para que el Carnaval lojeño tenga su 'casa' con el inicio de la fiesta, el próximo 15 de febrero, cuando será el pregón y la primera 'Rosconá'. «Queremos impulsar desde el Gobierno local y la propia asociación esta fiesta», indicó el edil de Cultura en relación a una iniciativa, la Escuela de Carnaval, que ya tuvo una exitosa experiencia anterior hace años. Como 'cantera' de carnavaleros, es un proyecto -ya capitaneado por Mª Ángeles Morales en su primera etapa- que pretende introducir en las letrillas, pitos y 'tipos' a los niños y adolescentes, para que contribuyan a mantener la tradición y puedan engrosar las chirigotas, comparsas, cuartetos o murgas del futuro Carnaval lojeño.

La puesta en marcha de la 'Casa del Carnaval' cuenta, según el gobierno municipal, con una inversión propia de 14.500 euros, que servirán para adaptar seis salas para los ensayos de las agrupaciones, un aulario para la escuela carnavalesca, un despacho para la asociación y un almacén. Todo ello con una decoración de fotografías temáticas, adelantaron. Según el alcalde de Loja, Joaquín Camacho, el edificio habilitado «estaba en desuso desde hace años« y ahora »se está adecentando para que el 15 de febrero sea una sede digna para el carnaval». «Debemos conseguir que el carnaval sea más participativo y esté vivo como elemento diferenciador de nuestra ciudad», subrayó Camacho.