Alodane estrena instalaciones para dar servicio al amplio abanico de las necesidades especiales

Diversos momentos de la presentación. /FOTOS N.J.G.
Diversos momentos de la presentación. / FOTOS N.J.G.

La asociación lojeña de familias presenta su nueva y amplia sede, ubicada en el anterior edificio municipal de Servicios Sociales, desde donde ofrece recursos como fisioterapia o psicología para mejorar las oportunidades de sus hijos

NOELIA JIMÉNEZ GARCÍALoja

Las familias de Alodane -Asociación Lojeña de Atención a las Necesidades Especiales- acaban de presentar estos días sus nuevas instalaciones, en las que, no obstante, llevan trabajando desde el otoño pasado. El presidente, José Luis Ruiz, y todas las familias de este colectivo, recibieron a diversos representantes de la sociedad lojeña, que no quisieron perderse la oportunidad de conocer unas dependencias desde las que la asociación quiere atender lo mejor posible el amplio abanico de las necesidades especiales.

Gracias a la colaboración del Ayuntamiento de Loja, este colectivo se ha trasladado al antiguo edificio de Servicios Sociales, en la calle Sin Casas, para seguir sumando servicios y recursos que den respuestas al amplio abanico de las necesidades especiales, temporales o permanentes. Como demostró la visita a las nuevas instalaciones, éstas cuentan con recursos y espacios suficientes para no sólo incluir su ya conocida oferta de refuerzo educativo, musicoterapia y logopedia sino también, y sobre todo, para sumar nuevos servicios tan específicos y necesarios como la fisioterapia, la psicología o el pilates clínico y talleres como el de psicomotricidad.

La nueva sede de Alodane, un colectivo lojeño con más de un cuarto de siglo de vida, permite aunar perfectamente dos líneas complementarias para mejorar las oportunidades y desarrollo integral de sus hijos e hijas: las terapias sanitarias y las educativas. Alodane insiste desde su nueva sede en que la diversidad es muy extensa y que, por eso, se atiende a personas con cualquier tipo de necesidad física, cognitiva o lingüística, temporal o permanente, así como a vecinos que no encuentran respuesta a situaciones tan frecuentes como las enfermedades raras, el TDAH, la dislexia, la parálisis cerebral o las Altas Capacidades.

Con su nueva etapa, Alodane se ha propuesto dar respuesta a esa diversidad que el sistema no asume ni sabe atender a veces. Uno de los proyectos más ambiciosos de Alodane es la puesta en marcha de un aula didáctica basada en la pedagogía de María Montessori, para desarrollar en el niño la independencia y respetar la psicología natural.