LOJA

La Virgen de los Dolores, esplendorosa por el Barrio Alto lojeño

La Virgen de los Dolores, esplendorosa por el Barrio Alto lojeño
FOTO N.J.G.

La hermandad, que celebra su 350 aniversario, se quita la espina de 2018, cuando no pudo sacar a su virgen por culpa de la lluvia

NOELIA JIMÉNEZ GARCÍALoja

Los cielos despejados y los tambores de la mañana despertaron a Loja en un Viernes de Dolores que prometía ser espléndido para los cofrades. Y así fue. La noche acompañó y el ambiente en las calles confirmaba que la ciudad tenía ganas de Semana Santa. Así que la salida, pasadas las 9 de la noche, de la Hermandad de la Virgen de los Dolores era esperada y disfrutada por sus vecinos, en el barrio Alto lojeño.

En torno a la Iglesia de Santa Catalina, muchos quisieron acompañar a esta hermosa Dolorosa de 1937 -obra del imaginero granadino Martín Simón- y que el pasado 2018 no pudo procesionar por culpa de la lluvia tras 19 años sin faltar a la cita.

La Antigua Congregación de Terciarios Siervos de la Santísima Virgen de los Dolores -fundada en 1669- vive este año su 350 aniversario y, además de estrenar la restauración de su manto -a cargo del bordador Jesús Rosado de Écija-, lucía este año nueva saya y una Cruz de plata restaurada, confeccionada en los talleres Angulo de Lucena. También mostraba la dolorosa 'teoletera' por primera vez la Medalla de Plata de la Ciudad, que le imponía recientemente la corporación municipal. Junto a sus horquilleros y mantillas, la imagen titular desfiló acompañada por la Banda de Música de Loja.