Los lojeños acompañan a la Santa Vera Cruz en la capilla de la Sangre

Jesús Preso y la Virgen de los Dolores, en la capilla de la Sangre de Loja. /FOTO CEDIDA POR MARI LÓPEZ
Jesús Preso y la Virgen de los Dolores, en la capilla de la Sangre de Loja. / FOTO CEDIDA POR MARI LÓPEZ

La Real Cofradía, la más antigua de Loja, atrasó su salida y finalmente decidió suspender su estación de penitencia

NOELIA JIMÉNEZ GARCÍALoja

El Jueves Santo es una de las jornadas más esperadas por muchos lojeños. Procesionan la real cofradía de la Santa Vera Cruz, Jesús Preso y Nuestra Señora de los Dolores –la del 'barrio', como muchos la conocen– y la cofradía del Santísimo Cristo de los Favores, el Silencio. Pero la tarde tuvo lluvia copiosa y granizo y aunque los cofrades anunciaron en principio que la salida se mantenía aunque con cambio de hora –a las 8 de la tarde–, finalmente la junta de gobierno decidió suspender definitivamente la estación de penitencia porque las previsiones pronosticaban lluvia hasta las diez de la noche, aclararon desde sus cuentas en redes sociales.

Ante la noticia, triste para los numerosos cofrades de la Santa Vera Cruz y para los vecinos que veneran estas imágenes, fueron muchos los lojeños que decidieron acompañar a la cofradía –la de los incensarios 'blancos'– en su sede canónica, la capilla de la Sangre, que permaneció abierta hasta las once de la noche para que los fieles pudieran ver a los titulares.