Día de Esperanza y oración en Loja

Día de Esperanza y oración en Loja
FOTOS N.J.G.

La cofradía del Martes Santo, la primera de la semana donde se puede ver a los incensarios, vivió de nuevo una espléndida estación de penitencia

NOELIA JIMÉNEZ GARCÍALoja

«Hoy es día de oración, hoy es día de esperanza». De esta forma comenzaba en las redes sociales la Cofradía de Jesús en el Huerto y Nuestra Señora de la Esperanza de Loja su gran día, el Martes Santo, que ya arrancó bien temprano, a las 8 de la mañana, con sus tambores anunciando por el barrio Alto que era una jornada especial. Y la ocasión volvió a ser espléndida tanto en lo meteorológico como en el ambiente en las calles, donde fueron numerosos los vecinos que no quisieron perderse la salida desde la ermita de San Roque, un escenario que sin duda resulta especialmente bello para disfrutar del desfile de Jesús orando -obra del lojeño Pablo Morales-, la Virgen de la Esperanza -del también lojeño Maíz de Castro- y los apóstoles San Juan, San Pedro y Santiago -del sevillano Enrique Calero-.

Con su habitual recorrido por el barrio Alto y el centro histórico, la procesión de San Roque fue, como cada Semana Santa, la primera en la que se pudieron disfrutar los 'golpes' de los incensarios, los tradicionales momentos en los que esta figura única de la Semana Santa Lojeña danza, inciensa y canta ante las imágenes religiosas. No obstante, la del Huerto es la única cofradía de Loja con tres pasos y tres 'corrías' o grupos de incensarios -los 'azules' del Huerto, 'los 'blancos' del apostolado y los 'verdes' de la Esperanza-. Precisamente entre los estrenos de la cofradía, se pudieron las nuevas navetas de los incensarios de la virgen, realizadas por los talleres 'Paula Orfebres' de Lucena, los mismos artesanos que han realizado media candelería de la dolorosa para este 2019.

Próximo 25 aniversario

La cofradía del Martes Santo lojeño -que se prepara para celebrar su 25 aniversario- volvió a vivir una estación de penitencia plenamente primaveral, con momentos extraordinarios para los cofrades y el público asistente, como el paso por la calle Nueva de San Roque, el descenso por El Túnel o la larga bajada por la calle Tamayo. Ejemplar, como en todas las hermandades y cofradías lojeñas, fue el papel de sus horquilleros, en torno a 130 entre los tres pasos, que estuvieron acompañados musicalmente por su concordia de tambores para el trono de los apóstoles, la banda de Cornetas y Tambores 'Flor entre Espinas' de Loja a continuación de Jesús Orando y la banda 'Amigos de la Música' de Huétor Tájar tras el palio de la Virgen de la Esperanza.