logo3
viernes
28 nov
Text size
  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size
Home Reportajes Entrevistas “Todo el que se dedique a la venta y distribución de droga tarde o temprano cae”, Diego Sánchez, capitán Compañía de la Guardia Civil de Loja

“Todo el que se dedique a la venta y distribución de droga tarde o temprano cae”, Diego Sánchez, capitán Compañía de la Guardia Civil de Loja

 

Al ascender a capitán y al no haber vacantes en la Comandancia de Almería, decidió Loja como destino a pesar de conocerla solo por parar una vez al mes DSC 00291 CopiarDSC 00291 Copiaren el Área del Manzanil al tener que llevar a su hijo a estudiar a Sevilla. Desde diciembre de 2010 coordina y dirige los 13 puestos de la comarca del Poniente Granadino. En ese tiempo se ha visto como en el 2011 se han reducido los hechos delictivos con respecto al 2010, siguiéndose bajando esos datos en lo que llevamos del 2012.

¿De dónde le viene su pasión por el cuerpo de la Guardia Civil?

- Me he criado dentro de un cuartel ya que mi padre era guardia civil. De momento que me enteré que existía una academia de guardias jóvenes, en el cual se podía ingresar con 15 años, esa era mi pasión. No me dio miedo abandonar mi familia a pesar de que apenas había salido del pueblo de Sorbas, donde estaba destinado mi padre. Estuve tres años en el Colegio de Guardias Jóvenes de Valdemoro ( Madrid) y salí con derecho a galones, osea que con 22 años sería convocado al curso de cabo sin exámenes.

¿Qué recuerdos guarda de esos tres años?

- Llegas a un centro de formación donde te tratan no como un crío sino como un hombre. Los compañeros en aquellos tiempos gastaban novatadas y a mí me aconsejaron que tenía que aguantar. Me gastaron varias, las aguante, y ya no se metieron conmigo. En esos tres años además aprendí que mi vocación me llevaba a ser Guardia Civil y que serlo conllevaba aprender muchos valores que después habría que poner en práctica.

¿Qué objetivos perseguías una vez que ya eras Guardia Civil?

- Al principio tienes en la cabeza muchas leyes y reglamentaciones de todo tipo, pero eso hay que ponerlo en práctica. Lo primero es aprender de tus compañeros y comandantes de puestos. Mi meta era ser capitán y ya lo soy, si podré llegar más arriba no lo sé. Ahora hay que intentar hacerlo lo mejor posible e inculcar al subordinado que la persona que viene a un cuartel es porque tiene un problema. A ese ciudadano hay que escucharle, aunque no seamos los competentes, e intentar ponerse en su lugar a pesar de que a veces no se consiga.

¿Cómo se llega a avanzar dentro del Cuerpo?

- Hay que estudiar muchísimo a pesar de que influye como baremo los méritos por servicios. Sobre todo es clave el esfuerzo, tanto de uno mismo como de la familia. Sin el apoyo de mi mujer posiblemente no hubiera llegado a donde estoy.

¿Se le exige mucho a una familia de un Guardia Civil?

- La familia de un Guardia Civil vive en una situación de estrés e intranquilidad. Los riesgos de nuestra profesión hace que esto sea así. Si tú no sabes desconectar cuando terminas tu servicio estás llevando los problemas del trabajo a tu familia. En mi caso soy Guardia Civil las 24 horas del día, he tenido muchas intervenciones estando fuera de servicio. Hay Guardias que llegan con su familia a un pueblo, están a gusto y no se mueven del mismo; otros deciden opositar para ascenso, como es mi caso y te tiras toda la vida de un sitio para otro, este es mi destino número 15, y naturalmente esto afecta a la familia.

¿Qué casos le ha marcado más dentro de sus años de servicio?

-Naturalmente el tema del terrorismo, el hecho de saber que por el simple hecho de vestir este uniforme hay multitud de asesinos de una región en concreto de España que han matado a cientos de compañeros, de los cuales a 2 de ellos los conocía por haber prestado servicio juntos en San Sebastián.

Durante mis 34 años de servicio me he encontrado en muchas situaciones de gran riesgo, con detenciones de homicidas, traficantes de droga, atracadores y todo tipo de delincuente, pero hay otros servicios como son los humanitarios a los que tengo un gran recuerdo.

- En una ocasión conseguimos sacar de la prostitución y la droga a una mujer que lo hacía por ser consumidora de droga. La identificábamos y según los DSC 0010 CopiarDSC 0010 Copiardatos que nos daba no figuraba nada que nos hiciera relacionarla con familiares. Tras una noche en la que se derrumbó nos dio su verdadera identidad y supimos que había desaparecido hacía un año y medio de un pueblo de Albacete. Me puse en contacto con los padres, y a pesar de que ella no quería volver para que no la vieran como iba, conseguí que se reunieran. Tras pocos meses recibí una carta de los padres agradeciendo la labor realizada. Me mandaban una foto de ella con su hija haciendo la comunión. Esto no está en ningún sitio, pero son cosas que se quedan grabadas en el corazón. Uno se siente muy satisfecho cuando ayuda a alguien. Recuerdo que una vez me encontré con una patera con 39 subsaharianos en una noche de mucho frío y para que entraran en calor, antes de que llegaran los vehículos, les dije que se juntarán, aún así todos tiritaban. Había uno que llevaba una camiseta del Barcelona con el nombre de Eto y le chapurre para que hiciera gimnasia y sus compañeros le siguieran, después hubo quién me dio las gracias.

¿Crees que la sociedad aprecia la labor de la Guardia Civil?

- En varias encuestas que leo la Guardia Civil está generalmente bien valorada, pero veo que yo voy de patrulla y hay gente que te falta al respeto. Teniendo en cuenta que ya se ha perdido al respeto hacia todo y que a mí no me tiene que tratar de ninguna manera especial, si paso por un sitio no se me tienen que quedar mirando cuatro chavales riéndose. El caso es que cuando tienen algún problema si acuden a nosotros. Recuerdo una vez que acudí a un lugar donde jugaban unos niños y la madre dijo a su hijo, pórtate bien que te lleva la Guardia Civil, rápidamente le dije que en más de treinta años jamás me he llevado o comido a un niño y que no tenía porque meterle miedo a su hijo con nocotros. Es complejo aunque creo que se respeta a la Guardia Civil y en el caso de Loja muchos Guardias son del pueblo o están casados con mujeres del pueblo y se nota.

¿En esa mala imagen influyen las denuncias y multas?

- Está claro que las multas es algo secundario que entra dentro de nuestra labor preventiva. La denuncia es más que nada por tenencia y consumo de drogas ya que dentro del casco urbano es la Policía Local la que pone la denuncia por infracciones de tráfico. Ante una denuncia no me puedo tapar los ojos, hay mucha picaresca para engañar al agente.

¿Qué es lo que más le preocupa en su labor diaria?

- Me preocupa mucho el tema de la droga. No solo es una problemática de Loja sino de los 13 puestos de la comarca. Estuve destinado en una unidad de investigación antidroga y en el caso de Loja no hay una problemática especial. Hay unos cuantos puntos de venta que poco a poco irán cayendo como caen todos. Recientemente, tras varios meses de investigación, se han detenido a cuatro traficantes de cocaína en la zona. El año pasado antes de Semana Santa se hizo un registro en una casa en La Alfaguara en la que se detuvo a cinco miembros de una familia que se dedicaba a la venta de droga. Fueron meses de trabajo para poder llevar las pruebas que permitían el registro. Lo que está claro es que todo el que se dedique a la venta y distribución de droga tarde o temprano cae.

Comentabas que hay varios puntos conocidos de venta de venta de droga, ¿están tan claros?

- Son más o menos conocidos, algunos de ellos incluso en plena investigación. Aquí aunque no lo parezca siempre hay quién está investigando a algo o alguien, y se requiere tiempo. Hace unos dias se ha detenido a una persona por un delito de hace año y medio gracias a una prueba de ADN. Hay que tener en cuenta que en los noventa había mucho drogodependiente, ahora lo que más hay, a parte del consumo de marihuana que es frecuente, es el consumo de hachís. Por desgracia se piensa que si no se consume no te lo vas a pasar bien, cosa que es un error muy grave ya que todo va en perjuicio de la salud. A los jóvenes hay que meterles en la cabeza que se dejen de drogas ya que se están arruinado la vida. Cuando llegue el momento que no puedan retroceder ya es tarde.

¿Cómo ves a la justicia en estos casos?

- Todos sabemos lo que hay con las drogas y las penas que se les impone. No es de recibo que detengas a un individuo que está jugando con la vida de las personas y ¿cuánto está en prisión?, no sé cuanto pero para mí poco. Uno siente impotencia pero como yo no voy a solucionar nada hago mi trabajo. Lo que no es lógico es que venga al cuartel una persona, denuncie un robo en interior de vehiculo y al instante sabemos todos quién es el autor ya que se le ha detenido 7 u 8 veces y sigue en su casa.

La sociedad lojeña, ¿cómo es ante los delitos?

- Creo que como hay poca actividad delictiva la gente está muy confiada, de lo que se aprovechan los delincuentes. Hay una actividad que se repite y es DSC 0004 CopiarDSC 0004 Copiarque al final o principio de mes cuando las personas mayores van a sacar su dinero de su entidad bancaria hay mujeres rumanas que controlan donde se lo guardan. A continuación los distraen con firmas o algo parecido y les sustraen el dinero. Intentamos poner apostaderos para controlar esto pero echo de menos llamadas de las entidades bancarias o de ciudadanos avisando de cosas raras que vean. Prefiero ir a cuarenta falsas llamadas antes que a una en la que ya no hay nada que hacer. No entiendo como en un bloque de varios pisos no se escuche nada por parte de los vecinos en un robo de una vivienda. En estos casos si noto falta de colaboración por parte de las personas. Otro aspecto a reseñar es que cuando llega la campaña de la recogida de la aceituna se tiene una reunión informativa con el sector para evitar las sustracciones. A pesar de que se dice que si se recoge las aceitunas no se dejen los sacos en la finca y se lleve a la cooperativa, este año ha habido muchos robos de cosechas y maquinaria.

¿Existen en Loja muchas bandas organizadas para grandes robos?

- Hay que tener en cuenta la situación geográfica de Loja. Hay una autovía que pasa justo por el lado, estando cerca de las provincias de Málaga, Córdoba y Jaén. Existen además varios polígonos muy dispersos, teniendo varias vías de entradas y salidas. Lo cierto es que no deben tener en los polígonos es dinero ya que es lo que buscan. Estas bandas entran por el techo, te desmantelan la alarma, ya que son especialistas, y se van en busca de dinero.

¿Qué mejoras crees que necesita el cuartel?

- Como está la situación actual que me dejen como estoy. Cuando mejore la situación espero que se acuerden de que no hemos pedido nada.

¿Te has sentido acogido en Loja?

- Loja es un sitio muy acogedor. He contado con la ayuda del guardia que va conmigo que conoce a todo el mundo y ya te relacionas. Aquí he conocido por ejemplo a una familia con los que he vuelto a descubrir la pasión por los caballos. Otra cosa que me ha llamado mucho la atención es la Semana Santa. Igual que crítico a cierta juventud que es pasota, me alegra ver a gente joven que participa en las procesiones y que ensayan durante mucho tiempo. A mí me emociona ver como siguen esa tradición.

¿Cuál es su lugar preferido de Loja?

- Si lugar a dudas Riofrío por su naturaleza. Me gusta ir a pasear allí con el caballo.

¿Lo que más echas de menos de Almería?

- La playa, como es natural.

Algo más que usted quiera añadir.

- Me gustaría decir que los guardias civiles de Loja vienen realizando una excelente labor, demostrándome día a día su gran preparación y preocupación por los problemas de toda persona que viene al cuartel a presentar denuncia o a informarse de lo que sea. Mi consigna a todos ellos es que la persona que viene al cuartel es porque tiene un problema y nuestra misión dentro de nuestras posibilidades es atenderla y por lo menos escucharla. En definitiva hacer ni más ni menos que lo que nos gustaría que nos hicieran a nosotros si fuéramos los afectados. A los comandantes de puesto les alentó a que mantengan una especial colaboración y coordinación con las Policías Locales de sus municipios ya que todo ello redundará en el mejor servicio al ciudadano.

 

“Todo el que se dedique a la venta y distribución de droga tarde o temprano cae”, Diego Sánchez, capitán Compañía de la Guardia Civil de Loja
Actualizado ( Martes, 18 de Septiembre de 2012 19:19 )  

Buscador

Vídeos informativos de Loja

Vídeos informativos de la localidad de Loja en Granada