La Villa de Salar expone su Venus Púdica, la última 'joya' de su rico yacimiento romano

La Villa de Salar expone su Venus Púdica, la última 'joya' de su rico yacimiento romano

El Centro de Interpretación, que ya ha duplicado las visitas del pasado año, mostrará la pieza hasta que Bellas Artes inicie su restauración

Noelia Jiménez García
NOELIA JIMÉNEZ GARCÍALoja

Desde que la Villa Romana de Salar comenzara a abrirse al público a través de sus campañas arqueológicas estivales -a cargo del experto de la Universidad de Granada (UGR) Julio Román-, la excavación no ha dejado de dar gratas sorpresas, confirmando la riqueza e importancia de este yacimiento, pese a estar aún por descubrir en un 90%. Con cada joya que ha ido hallándose, la expectación entre los amantes de la historia y el patrimonio ha ido creciendo. Y este año, sin duda, los descubrimientos de un singular mosaico de caza y de una extraordinaria Venus Púdica de estilo capitolino no han hecho sino impulsar todavía más a la Villa, que, a estas alturas del año, ya ha duplicado el número de visitas de todo el 2017.

Ha sido gracias sobre todo a la exitosa campaña arqueológica de este verano, la tercera. «En lo que va de 2018 nos han visitado cerca de 3.100 personas y desde agosto, con el inicio de la campaña, 1.600», explican desde el Ayuntamiento salareño, en cuyo Centro de Interpretación de la Villa exponen desde ayer a la indudable protagonista de la excavación: la Venus. Su hallazgo reafirmó la relevancia de este importante enclave de entre los siglos I y V d.C.

Tal y como indican desde el Consistorio salareño, aún no se sabe el tiempo exacto que va a estar en el Centro de Interpretación. Todo dependerá del periodo de trámites del departamento de Restauración en Piedra Natural de la Facultad de Bellas Artes de la UGR, que es el que pide permiso a la Delegación de Cultura para intervenir. «Ellos están elaborando actualmente un proyecto al que tiene que dar el visto bueno la Delegación de Cultura de la Junta de Andalucía y, una vez cumplido ese trámite, la Venus pasará al laboratorio de restauración», aseguran en relación a esta bella pieza escultórica de unos 60 centímetros.

Desde que el pasado 20 de agosto saliera a la luz, la expectación por ver a la Venus ha crecido tanto como el número de grupos visitantes. Por eso, el Ayuntamiento -gracias al convenio que mantiene con la administración autonómica- mantendrá expuesto este singular hallazgo durante las próximas semanas. «La vitrina donde está reúne mejores condiciones de conservación y seguridad que de otra forma», comentan los técnicos del centro, que han acompañado al arqueólogo Julio Román en la «mudanza» de esta Venus a su 'casa' provisional.

El 'boom' de un pequeño pueblo

Después estará prácticamente todo el curso en la Universidad de Granada. Como explican desde el Centro de Interpretación de la Villa Romana, el primer cuatrimestre se dedicará a su estudio, a saber de qué tipo de mármol es, de dónde puede proceder, si tiene microfisuras o alguna alteración. «Aunque a primera vista parece que no, se tiene que analizar concienzudamente», comentaron los responsables de la Villa. Tras ello, y ya en el segundo cuatrimestre, será momento para la limpieza, consolidación y la restauración en sí. «Hasta final de curso no volverá a Salar, aunque eso sí, ya completamente restaurada. Con el brazo y la mano separados de la pieza central unidos a ésta y con su propio pedestal, lista para la exposición en su postura original», adelantan desde el Centro de la Villa, que ha pasado de ofrecer dos visitas guiadas entre sábado y domingo a tres cada día. «Y el fin de semana primero, tras el 'boom' de la campaña, hubo cinco grupos el sábado y cinco grupos el domingo», aclaran. La Venus ahora está reclinada, pero cuando regrese tras su paso por el laboratorio de restauración, se mostrará de pie, probablemente en un pedestal de titanio que permita verla en todo su esplendor.

La Villa Romana de Salar se ha convertido en un reclamo turístico para este pequeño municipio de 2.700 habitantes. Desde que terminó la excavación de este verano y se han hecho las visitas con los arqueólogos y los responsables del Centro de Interpretación, han pasado por ella más de 800 personas. «Llevamos más de 3.000 visitas en lo que va de 2018. Hemos duplicado lo que tuvimos el año pasado», indican. Y es que, a apenas dos kilómetros de la salida de la A-92, la Villa Romana salareña anima a la visita. Hasta la tercera campaña, se realizaba una ruta guiada los días de fin de semana y de miércoles a viernes se ofrecían visitas previa concertación. «Desde que ha terminado la última excavación, hacemos tres visitas guiadas sábado y otras tres el domingo. Y a veces hasta más«, destacan desde el Centro de Interpretación, que aloja ahora a una Venus magníficamente bien conservada.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos