La villa romana de Salar empieza a revelar su riqueza decorativa y la relevancia que tuvo hace 20 siglos

La villa romana de Salar empieza a revelar su riqueza decorativa y la relevancia que tuvo hace 20 siglos
CHAPA

Con la tercera campaña arqueológica iniciada y la aprobación en breve de su PGI, los expertos apuestan por un complejo de grandes dimensiones cuyo estudio podría alargarse hasta 2029

Noelia Jiménez García
NOELIA JIMÉNEZ GARCÍASALAR

El mes de agosto no es de vacaciones para el equipo de arqueología de la Universidad de Granada que trabaja en seguir desentrañando la riqueza que esconde la villa romana de Salar. Son ya tres las campañas arqueológicas que se han realizado en este yacimiento, sobre el que los expertos ya tienen bastantes cosas claras. Por ejemplo, las fechas de su origen y fases –entre los siglos I y V–, la envergadura de la 'pars urbana' –y, por extensión, de la rústica ligada a ella–, y la relevancia que tuvo en su momento, dada la riqueza constructiva y decorativa que están revelando zonas del complejo como el peristilo, el patio central de la vivienda del señor.

Julio Román, responsable del equipo que estudia esta villa, adelanta que «la previsión es que antes de que acabe el año la dirección general de Bienes Culturales de la Junta apruebe el proyecto general de investigación de la villa. A partir de ahí, se irán buscando todas las vías de financiación posibles para no dejar de trabajar en este yacimiento». Una vez haya subvención de proyectos por parte de la Junta y se reactiven ciertas líneas de financiación previas a la crisis, ya no solo sería el Ayuntamiento el que soporte la inversión que requiere seguir trabajando en la zona, donde sólo ha habido aportaciones del Consistorio y la Diputación.

Nuevo hallazgo

Los últimos hallazgos también avalan el gran tamaño de este complejo histórico de hace veinte siglos. «Ya hemos comunicado a Cultura que unos ochenta metros más arriba se han localizado restos relacionados con la villa, que son de esas estancias aledañas», comenta el arqueólogo. Aquí radica la importancia del proyecto de investigación para el futuro de este complejo urbano y rústico «de grandes dimensiones e indudable relevancia».

Este proyecto, una vez aprobado, permite hacer muchas más actividades que la simple excavación arqueológica. Ayuda a conocer qué representa la villa romana en su territorio, con qué otros yacimientos está relacionado, qué terrenos pertenecían a la villa y formaban parte de su 'fundum', la zona que explotaban agrícolamente y cómo llegaba el agua hasta ella.

Por eso hay que hacer un trabajo de campo que ya está previsto en el proyecto de investigación. De forma que los geólogos harán un estudio geomorfológico para saber cómo ha cambiado el curso del río cercano y cómo se han comportado las arroyadas cercanas al yacimiento para saber cómo se ha colmatado.

«Además habrá una prospección geofísica, que hace una especie de radiografía del terreno para decirnos en qué otros sitios pueden aparecer restos, porque habrá que seguir con otras zonas de la villa, la 'pars rustica', dónde están los almacenes, almazaras, hornos, lagares... todo para explicar las funciones, la importancia y la envergadura de la villa», detalla Román, que no duda de que es un conjunto de peso.

Además de las tres realizadas hasta la fecha, el proyecto contempla al menos otras cinco campañas más, lo que, unido al tiempo de ampliación que permite la ley, puede alargar las intervenciones y trabajos de estudio en la villa hasta 2029. «La idea del Ayuntamiento es excavar todos los terrenos municipales», indican a pie de yacimiento.

Mosaicos de caza singulares

El Consistorio es el que está soportando gran parte de la inversión pese a su reducido presupuesto. Ha invertido 20.000 euros en el último año para hacer la cubierta que protege el entorno de los últimos mosaicos hallados. «La última semana de agosto ya estará en planta el mosaico para el tratamiento de conservación preventivo. Y será visitable», informan. El mosaico de caza que empezó a salir a la luz en la pasada campaña es de suma importancia para constatar la relevancia del yacimiento romano.

«Además del carácter preventivo de urgencia que tiene esta tercera campaña, el objetivo es sacar esa escena de cacería de unos catorce metros que es bastante singular.» En la Península Ibérica hay pocos casos de cacería aristocrática en mosaicos romanos. Es un elemento tan exclusivo que solo hay uno o dos casos más parecidos en la Península y, por esa singularidad, es muy interesante sacarlo a la luz».

En el plan general de excavación de la villa se quiere como mínimo documentar toda los restos de la parte urbana, desde la de la vivienda del señor propiamente dicha, e ir continuando la excavación de ese pasillo occidental del peristilo y parte del patio, indica Román, con el que colaboran estudiantes del grado de Historia y del máster de Arqueología de la UGR.

Según los expertos esta villa perteneció a una persona poderosa no sólo en la Península sino en el imperio, un senador o similar. «Porque es una persona pudiente que se trae a artesanos del Norte de África para preparar su vivienda y el espectacular mosaico»,precisan desde el equipo, que cuenta en la excavación con la colaboración de voluntarios de Salar y la comarca.

Teniendo en cuenta lo que se conoce de otras villas, los expertos creen que apenas se ha excavado un 20% de la parte urbana y un 10% de la 'pars rústica'. La corona de los muros -la parte mejor conservada- está a unos 3 metros de profundidad y desde la corona hasta la planta hay otro metro y medio bajo el suelo. «Hay que quitar cuatro metros y medio de tierra para llegar a los niveles de circulación originales de la Villa», que se creó entre la primera y la tercera década del siglo I d.C., con una fase de monumentalización a mediados del siglo III, fase de reformas en la primera mitad del siglo V y con el abandono definitivo en la primera mitad del siglo VI. «Está bastante bien secuenciada. Hemos tenido la suerte de encontrar los alfares de esas cerámicas con todos los vertederos, los estratos con la evolución de la Villa», aseguran los arqueólogos, que apuestan firmemente por revelar toda la riqueza e historia que guarda la Villa salareña.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos