La Villa Romana de Salar, el nuevo 'Orce'

Grupo de voluntarios formado por colaboradores especialistas y vecinos de la comarca, dirigidos por el arqueólogo Julio Román./CHAPA
Grupo de voluntarios formado por colaboradores especialistas y vecinos de la comarca, dirigidos por el arqueólogo Julio Román. / CHAPA

La segunda campaña arqueológica que realiza la Universidad de Granada confirma la riqueza arquitectónica y decorativa de este conjunto, «de los más importantes de Andalucía»

NOELIA JIMÉNEZ GARCÍALoja

La Villa Romana de Salar podría ser el nuevo ‘Orce’ granadino. Una excavación ligada a un PGI (Proyecto General de Investigación) que permita descubrir este conjunto romano –situado en el siglo I o incluso antes de la Era cristiana–, al tiempo que se investiga en profundidad cómo era la vida en la zona entonces y qué importancia tenía el ‘dominus’ o señor de esta antigua casa noble.

Lo cree necesario el alcalde de Salar, Armando Moya, y lo avala Julio Román, director de la intervención que realiza la Universidad de Granada desde el pasado 3 de agosto hasta este viernes 25. «A partir del descubrimiento de nuevas estancias con ricos mosaicos, pinturas murales y estucos, podemos confirmar las expectativas que teníamos respecto a la riqueza arquitectónica y decorativa que tiene esta villa», explica Román, para el que los nuevos hallazgos constatan que lo encontrado hasta el momento, con tantas riquezas murales, no es algo anecdótico de dos habitaciones sino que parece que es la norma en esta casa señorial. «Es lo que nos hace creer casi a ciencia cierta que es un conjunto de los mejores y más importantes encontrados en Andalucía y, evidentemente, el único de Granada», recalca este arqueólogo, que dirige a un grupo de voluntarios formado por colaboradores especialistas –estudiantes del Grado y el máster de Arqueología– y vecinos de la comarca que, en la medida de sus posibilidades, quieren participar en ir desentrañando este importante yacimiento.

Durante estas semanas, se ha seguido sacando al exterior cómo era esta villa, de un poderoso de la época. Hasta el pasado año, la excavación estaba en la línea del pasillo meridional, que se había quedado hasta el límite del perfil de la parte musealizada hasta el momento. «Nuestra mejor sorpresa ha sido que volvemos a encontrarnos un pasillo con mosaicos de colores en dos estancias distintas, previsiblemente uno de ellos, según dejan ver las excavaciones, con motivos geométricos y figurativos, umbrales de mármol –propios de riqueza– y algunos muros con estucos y pinturas murales», cuenta Román, mientras el alcalde insiste en la importancia que para Salar y la comarca tiene esta villa.

Esta segunda campaña arqueológica está sacando a la luz una estancia de grandes dimensiones, probablemente un ‘triclinio’ secundario o un ‘oecus’, amplias «habitaciones de representación” abiertas al peristilo o patio recibidor de la villa, algo que es muy habitual en otras viviendas de poderosos romanos. Pero el año que viene ya no se podrá trabajar en una excavación puntual, explican Román y Moya, sino en una campaña amparada en un proyecto de investigación más amplio. «El Ayuntamiento está comprometido en seguir aportando, algo fundamental para que se pueda pedir ese PGI, y eso permitiría optar a una línea de subvenciones de la Junta de Andalucía para temas como este», asegura el equipo de arqueólogos de la Universidad de Granada.

MÁS INFORMACIÓN

Ellos apuestan por el futuro de esta casa romana, de un ‘dominus’ muy importante y, sobre todo muy bien conservada, con alzados de casi un metro y medio. Un proyecto de investigación permitiría seguir sacando a la luz cómo era el conjunto e investigar cuestiones de arqueología, geología del entorno o cómo se ha ido consolidando el espacio, realizar análisis arqueobotánicos del material que va saliendo, conocer qué se comía o qué entorno había en este lugar. «Sería, por decirlo así, el ‘Orce’ romano», señala Román.

Apoyo económico

Ahora que todo confirma que la Villa Romana de Salar tiene un valor importante y peculiaridades más que interesantes, el Ayuntamiento salareño se centra en conseguir apoyo económico hacia lo que considera «el futuro motor económico del municipio e incluso de la comarca». «La Diputación está colaborando mucho con nosotros y de hecho ha subvencionado también la segunda cubierta que protegerá lo encontrado en el nuevo sondeo. Pero necesitamos la colaboración de la Junta; somos un pueblo muy pequeño y para nosotros cualquier cantidad invertida es un esfuerzo grande», comenta el alcalde, Armando Moya. Este año, Diputación ha puesto el 80% de los 20.000 euros de la segunda cubierta, mientras que el Consistorio se ha hecho cargo del presupuesto de la excavación con unos 6.000 euros. También participa Salar en un proyecto europeo de cooperación con Ivanovo, una ciudad de Bulgaria.

Además, según Moya, ya se ha tramitado el 1,5% cultural para instalar una segunda cubierta y un muro de escollera que evite la inundación por el río cercano». Son 100.000 euros que, de concederse, también implicaría una aportación municipal de 25.000 euros. Pero entendemos que esto lo merece», indica el primer edil, animado tras los últimos hallazgos a seguir desenterrando este yacimiento. «Aún no se puede poner en valor y, por el momento, tendremos que cubrir la zona descubierta para protegerla del clima y del vandalismo”. Pero Moya, emocionado ante ese Salar romano que esconde el subsuelo, insiste. «Nosotros solos no podemos. Entendemos que la Junta tiene que implicarse», dice esperanzado en que ese Proyecto General de Investigación, que se prevé iniciar el año que viene, convierta a la Villa Romana en un yacimiento «vivo». Un nuevo ‘Orce’.

La villa romana de Salar se descubrió en 2006 durante la realización de la estación depuradora, una obra que se paralizó a raíz de la denuncia del historiador local José Montero. Los restos excavados hasta ahora –se calcula que apenas un 5% del total– están protegidos con una estructura y se pueden visitar desde una pequeña pasarela, desde la que se puede ver la zona de un peristilo exterior, una mínima parte de esta antigua casa noble.

Fotos

Vídeos