Detenido en Huétor Tájar un fugitivo de la justicia alemana por tráfico de drogas

  • Le fueron intervenidos en su domicilio de Rauhenebrach-Fabrikschleichach siete kilogramos de hachís para su venta, dos balanzas de precisión, un machete, un cuchillo de cocina y una navaja de mariposa

La Policía Nacional ha detenido en Huetor Tájar a un hombre de 55 años, nacido en Hassfurt (Alemania), que tenía en vigor una orden internacional de detención dictada por las autoridades judiciales alemanas de Bamberg por tráfico de drogas.

Según la requisitoria internacional, durante una operación policial realizada en abril de 2015 al ahora detenido le fueron intervenidos en su domicilio de Rauhenebrach-Fabrikschleichach, siete kilogramos de hachís para su venta, dos balanzas de precisión, un machete, un cuchillo de cocina y una navaja de mariposa.

Conforme a la información facilitada por la Policía Nacional en una nota de prensa, las autoridades alemanas también tuvieron conocimiento con posterioridad de que había vendido 200 gramos de la misma sustancia, y le fueron intervenidas distintas cantidades de la misma droga en otras dos ocasiones.

Las autoridades alemanas activaron el canal de cooperación policial internacional que, a nivel europeo, brinda la red Enafast de búsqueda activa de fugitivos.

Esta plataforma, de la que la Policía Nacional es socio fundador y "punto único de contacto" en España permite "el intercambio de información operativa relativa a casos de especial relevancia para los cuerpos policiales de los países que la integran".

La Policía Nacional indicaba que el reclamado podría encontrarse en la provincia de Málaga, si bien, tras diversas gestiones junto a investigadores de la BKA Alemana desplazados a España, localizaron un hotel en el municipio granadino de Huetor Tájar en el que iría a alojarse esta persona. Por este motivo el pasado día 8 se estableció un dispositivo de vigilancia en torno al inmueble que dio como resultado la identificación y detención de este varón de 55 años.

Las autoridades judiciales del país reclamante le imputan un delito de tráfico de estupefacientes sancionado con una condena máxima de 15 años de prisión. El detenido ha sido ya puesto a disposición del Juzgado Central de Instrucción número 3 de la Audiencia Nacional.