A la cárcel el detenido en un tiroteo por un ajuste de cuentas de diez euros en Huétor Tájar

Los hechos sucedieron ayer sobre las 11.40 horas en la barrio de la Ermita de Huétor Tájar y todos los implicados son de este municipio del Poniente granadino

JOSÉ R. VILLALBAGranada

La Guardia Civil ha detenido a un individuo de 25 años en Huétor Tájar acusado de disparar contra dos vecinos de esta localidad en el barrio de la Ermita ayer sobre las 11.40 horas de la mañana. Uno de los heridos, también de 25 años y primo del arrestado, está estable pendiente de evolución clínica, con heridas en el abdomen, ingresado en Observación de Urgencias del Hospital Universitario Virgen de las Nieves de Granada capital, mientras que el otro, de 27 años, no presenta heridas graves y fue curado en un centro sanitario de Loja. Ya por la tarde recibió el alta médica y volvió al municipio hueteño donde se le pudo ver por la vía pública.

El Juzgado de Loja en funciones de guardia este martes ha dictado auto de ingreso en prisión provisional, comunicada y sin fianza para el joven de 25 años detenido.

Más información

Los hechos sucedieron a plena luz del día y todo apunta a un ajuste de cuentas entre el arrestado y los dos heridos, uno de los cuales le debía supuestamente diez euros. En un principio se barajó la posibilidad de que la persona con heridas leves no tuviera nada que ver con la disputa entre los otros dos sujetos, pero finalmente parece ser que era otro de los objetivos del tiroteador. Todos son vecinos de la localidad de Huétor Tájar y con antecedentes penales. Los disparos se realizaron con una escopeta de caza robada en Albolote en el año 2012.

La barriada de la Ermita fue tomada por los agentes de la Guardia Civil después de conocerse lo ocurrido y contaron con el apoyo de la Policía Local de esta localidad que formó parte de ese despliegue, aunque la investigación es exclusiva de la Policía Judicial del instituto armado de Loja, que fue la responsable de la detención del presunto autor de los disparos con una escopeta de caza, encontrada horas después. El arrestado ha optado por no contar lo que hay detrás de estas dos tentativas de homicidio, como suele ocurrir en este tipo de sucesos, pero el amplio currículo delictivo que presenta lo delata, tanto a él como a los dos heridos.

Solo en este mes de agosto se han registrado ya cinco heridos de bala en la capital y provincia

Las dos últimas víctimas elevan a cinco los heridos de bala entre Granada capital y la provincia en este mes de agosto. Hubo dos mujeres y un individuo que quedaron heridos tras dos tiroteos distintos en la capital granadina hace tan sólo dos semanas.

También el pasado 26 de julio se registró otro tiroteo junto al centro de salud de Almanjáyar en la calle Pintor Joaquín Capulino Jáuregui, una calle paralela a Molino Nuevo. Los autores de estos disparos iban encapuchados y se dieron a la fuga. No hubo detenidos ni tampoco heridos, aunque la Policía Nacional sí encontró los casquillos de bala.

Las mafias de la marihuana y los robos entre ellas de las plantaciones suelen esconderse detrás de muchos de estos tiroteos. Granada, una de las provincias españolas más castigada por el cultivo de cannabis, ha visto en los últimos años cómo han aumentado los tiroteos y las extorsiones protagonizadas por estas mafias, tanto en la capital granadina como en otras localidades de la provincia donde estos clanes operan con la marihuana a gran escala.

La proliferación de cultivos de marihuana en Granada y su provincia ha traído aparejados otros problemas, uno de ellos: la mayor presencia de armas fuego ilegales en la calle. Sólo el pasado año se efectuaron en Granada 622 operaciones antidroga, la práctica totalidad vinculadas con el tráfico de marihuana, según datos del Ministerio del Interior. Al menos en la cuarta parte de ellas se encontraron armas de fuego ilegales, lo cual eleva a algo más de 150 las armas requisadas que estaban en manos de delincuentes. Esta es la cifra más baja. El área de intervención de armas de la Guardia Civil de Granada tiene en sus almacenes 6.595 armas requisadas por delitos e infracciones a lo largo de los últimos dos lustros, aunque más del 95% han sido incautadas en hechos delictivos. Son armas blancas y de fuego.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos