Sí, ya está aquí

  • Preparémonos para este tiempo de Cuaresma: tiempo de meditación, introspección y reflexión previo a la Semana de Pasión.

A pocas semanas para el Viernes de Dolores –día en que, para los lojeños comienza nuestra Semana Santa– ya se va viendo cierto movimiento en casi todas las Hermandades y Cofradías de la ciudad.

Algunas de ellas ya han comenzado los ensayos de horquilleros, que unen esfuerzos para que, durante su estación penitencial, todo salga tan primoroso como han deseado durante un año entero. Naves industriales retoman una inusual actividad; hombres y algunas mujeres, bajo trabajaderas, realizan al compás de marchas de agrupaciones musicales y bandas de cornetas y tambores ‘A ti Manuel’, ‘Reina de San Francisco’, ‘Callejuela de la O’, ‘Caridad del Guadalquivir’. Son algunas de las muchas que podremos disfrutar a cargo de nuestras asociaciones musicales, como la Banda de Tambores y Cornetas Flor entre Espinas o la Banda de Música de Loja, que año tras año van adquiriendo maestría en sus interpretaciones.

El 1 de marzo fue el Miércoles de Ceniza, comienzo de la Cuaresma y pistoletazo de salida de todo el ajetreo cofrade. Empezamos con los actos de la Agrupación de Hermandades y Cofradías de Loja: Pregón Oficial, que tuvo lugar el primer viernes de Cuaresma a cargo de José Moya, histórico cofrade y uno de los fundadores de la Hermandad de la ‘Borriquilla’. En dicho acto tuvo lugar la entrega de la Naveta de honor de la Agrupación, que este año recae sobre otro gran cofrade, Antonio Julio Pérez Fuentes, postor que es del paso de Jesús Preso. Además, se realizó la presentación de la revista ‘El Incensario’, confeccionada por el Área de Turismo del Ayuntamiento y se procedió a la entrega de premios del concurso de Carteles de la Semana Santa 2017. Quiero felicitar a Irene Romero Matas por su trabajo del Cristo de la Salud –que constituye el cartel oficial de nuestra Semana Santa–, así como al resto de galardonados, Ascensión Cordón y Sergio García.

Preparémonos para este tiempo de Cuaresma: tiempo de meditación, introspección y reflexión previo a la Semana de Pasión.