La esperanza de Princesa

«Son muchas veces las que alguien me ha conocido y he visto cómo me miraba la nariz y ha elegido otro perro para adoptar sin ni siquiera reparar en que soy mucho más que una pequeña errata en mi inmenso ser»

La esperanza de Princesa
sos animalicos loja
SOS ANIMALICOS LOJALoja

Hola humano! Me llamo Princesa, y si te soy sincera, no tengo ninguna esperanza en ser adoptada por ti. O quién sabe. Tal vez todavía albergue una pequeña lucecita en mi interior que me diga que sí es posible y por eso escribo estas palabras. Me abandonaron en mitad de la carretera con un cordel en el cuello. Estaba muy delgada, en los huesos, deshidratada y completamente llena de parásitos. Recuerdo que un chico me cogió y me apartó de los coches y al poco rato apareció una chica. Ella me miró de un modo completamente distinto, no conocía esa mirada. Sonrió y me dijo «te llamarás Princesa, porque eso es lo que eres, una Princesa».

Yo nunca me había sentido bonita, pero en ese instante, por primera vez en toda mi vida me sentí la más preciosa del mundo. Ya se, mi nariz es diferente. No creas que no me doy cuenta. Y también se que en este mundo ser diferente no es lo que más gusta. En fin, hay tantas perras bonitas…¿por qué iba a querer nadie adoptar a una podenca con una nariz como la mía? No me causa ninguna dificultad, mi vida es completamente normal, pero es algo estético y tú también sabes que eso, por desgracia, cuenta mucho. Me gusta verme reflejada en la los ojos de las chicas que me cuidan en el refugio. Es como si no vieran nada distinto en mi rostro. Me dicen que tengo unos ojos preciosos y me dan besos. Me acarician y me abrazan y me cuentan al oído por qué soy la perrita más guapa del mundo. Dicen que soy cariñosa, dulce, de corazón noble, obediente, juguetona pero tranquila, algo tímida al principio y con muchas ganas de que me den mimos. Pero son muchas veces las que alguien me ha conocido y he visto cómo me miraba la nariz y ha elegido otro perro para adoptar sin ni siquiera reparar en que soy mucho más que una pequeña errata en mi inmenso ser. Yo podría darte todo el amor del mundo, si tú me dejas, si me permites entrar en tu vida como yo te dejaré entrar en la mía. Estaré contigo en todos los momentos, hasta el final de mis días, y jamás, ni por un solo momento, dudaré del amor que siento por ti.

Créeme que yo no voy a mirar tu aspecto, no me importa en absoluto cómo seas físicamente. Ya lo se, los humanos le dais demasiada importancia a eso, pero yo, como el resto de los animales…ni nos fijamos. Miraré tu corazón y eso es todo lo que voy a necesitar, porque con eso debería bastarnos a todos aunque no sea lo habitual. Esta soy yo, una pequeña más buscando un hueco donde me miren con los mismos ojos que las personas que me quieren. Donde sí sean capaces de verme. Tal vez esa mirada sea la tuya.

Gracias por tu tiempo.

Temas

Loja

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos