La reurbanización del centro histórico lojeño centra un proyecto de más de 1,3 millones

La reurbanización del centro histórico lojeño centra un proyecto de más de 1,3 millones

En paralelo, el Ayuntamiento compra un antiguo edificio bancario para derribarlo y ampliar la plaza de la Constitución, en pleno casco antiguo

IDEAL Loja

El Ayuntamiento de Loja ha presentado un nuevo proyecto que pretende reurbanizar y dinamizar el centro histórico e invertir más de 1,3 millones de euros en esta zona del casco urbano. Según indican desde el Consistorio, el proyecto ha sido realizado por un arquitecto de la bolsa de empleo municipal y se ha presentado al Programa de Regeneración del Espacio Público Urbano del Plan de Vivienda y Rehabilitación de Andalucía.

El proyecto, que contaría con un 40% de inversión municipal, contempla la necesidad de que el entorno de los barrios de La Alfaguara y la Alcazaba -zonas desfavorecidas del municipio- queden integradas dentro del casco urbano. Entre los objetivos de la nueva iniciativa urbanística están generar intervenciones de carácter innovador sobre espacios públicos, fomentar la movilidad peatonal, potenciar el uso de la vegetación o garantizar la accesibilidad. Para ello, explican desde el Ayuntamiento lojeño, se han propuesto actuaciones en siete enclaves: el Huerto de María Ruiz, la Cuesta de los Aldabones, la confluencia de calle Lepanto con calle Antonio López, el entorno de la calle Pilar Mancilla, la puesta en valor de la Torre Ochavada, los pies del recinto amurallado de la Alcazaba y, por supuesto, la revitalización de la céntrica y deprimida calle Real. En total, se prevé actuar en en más de 10.500 metros cuadrados.

Aunque no será hasta el primer trimestre del 2019 cuando se sepa si el proyecto entra o no dentro del citado programa de subvenciones, el Ayuntamiento de Loja está decidido a acometerlo, para lo que se avanza en la redacción del proyecto y su licitación. El gobierno local considera que «este proyecto busca recuperar espacios históricos de la ciudad, poner en valor sus monumentos y fomentar el turismo».

Ampliación de la Plaza de la Constitución

Por otro lado, el Ayuntamiento de Loja tiene previsto liberar uno de los lados de la Iglesia de la Encarnación -ahora tapado parcialmente por un antiguo edificio bancario- y ampliar con ello la plaza de la Constitución. En el pasado pleno se aprobaba -con los votos favorables de PP y Alejandro Ronda y la abstención del PSOE- la compra del edificio antes de final de año. El objetivo del Consistorio es, según indica el alcalde, Joaquín Camacho, demoler éste y otro edificio contiguo -que también se prevé adquirir- para ampliar la plaza y dejar libre el tambor de la Iglesia de la Encarnación. Con ello se podrá ver por completo uno de los principales símbolos de la ciudad, la torre de la Iglesia Mayor. «Hubo una época en la que se demolieron edificios históricos de la ciudad y se construyó sobre monumentos, algo que ha hecho mucho daño», valora Camacho, partidario de «liberar» los monumentos lojeños y con ello «poner en valor el centro histórico».

 

Fotos

Vídeos