Un proyecto de 'cohousing' dará viabilidad a la estancada obra de la guardería de La Joya

Un proyecto de 'cohousing' dará viabilidad a la estancada obra de la guardería de La Joya

Gracias a un convenio entre la Fundación San Ramón y San Fernando -propietaria del inmueble lojeño- y la cooperativa Hábitat Colaborativo, se aprovechará la estructura existente para construir un residencial para mayores

N.J.G.Loja

Después de tiempo de estancamiento, la obra de la guardería municipal de La Joya -iniciada en 2008 pero paralizada hace cinco años a consecuencia de la crisis económica- podrá reactivarse. La obra se quedó al 34% de su ejecución y ahora la Fundación San Ramón y San Fernando, propietaria del terreno y del inmueble, ha firmado un convenio con la cooperativa Hábitat Colaborativo, para aprovechar la estructura existente y construir un residencial para mayores en el que la autonomía, los servicios compartidos y la gestión colaborativa son las claves.

Es lo que se conoce como 'cohousing', que será el objeto del Residencial 'La Joya', previsto en esta zona urbanística de Loja, en la avenida Tierno Galván. Según el presidente del Patronato San Ramón y San Fernando y alcalde lojeño, Joaquín Camacho, el convenio «posibilita la recuperación de un edificio sin viabilidad, planteado inicialmente como guardería pero que ahora parece un servicio menos demandado», comentó Camacho, que dijo que el proyecto aumentará la oferta de servicios del municipio para las personas mayores, «continuando con la vocación social de la Fundación». «Se trata de poner en valor un edificio que se ha convertido, además, en un foco de vandalismo y otros problemas», aseguró el presidente de la fundación, que destacó el objetivo fundamental de revitalizar el proyecto sin que haya especulación alguna.

Para el presidente de Hábitat Colaborativo, José Carlos Rodrigo, «con este tipo de proyectos se intenta acabar con la soledad». Según Rodrigo, es «una nueva oportunidad y manera de vivir». A partir de la firma del convenio, habrá que generar el colectivo de usuarios que quieran disfrutar del residencial para que formen una cooperativa «y decidan cómo quieren vivir en el momento de la jubilación», explicaron desde Hábitat Colaborativo, promotores de proyectos de 'cohousing'. Según esta «cooperativa de cooperativas», los precios que se van a pagar se sitúan en torno a la mitad de la media de lo que cuesta una residencia privada». Aunque, insistió Rodrigo, «esto no es una residencia privada sino un residencial», con servicios comunes y compartidos que requerirán de la contratación de personal. En total, se ofertarán 66 plazas para la población mayor de 50 años, con inmuebles independientes de uno o dos dormitorios.

Este es el segundo proyecto de viviendas colaborativas que se pone en marcha en Granada. Con un presupuesto total de casi 1.200.000 euros, se espera que en un plazo de unos dos años el proyecto sea una realidad. El acuerdo entre la Fundación y Hábitat Colaborativo contempla la conversión y cambio de uso del edificio para la creación de un residencial para personas mayores, conformados en régimen de cooperativa, para su uso y disfrute durante 40 años, a través de un contrato de cesión de uso. En el contrato se contempla la finalización de las obras, el equipamiento y el pago de un canon anual de 36.000 euros. Tras ello, se renovará la cestión o se devolverá el inmueble a la fundación.

Temas

Loja
 

Fotos

Vídeos