La Guardia Civil investiga a 4 exjugadores del Loja por el amaño de un partido de fútbol

  • Están acusados de un delito de corrupción entre particulares y se persigue averiguar si detrás del caso hay alguna mafia de apuestas

La Policía Judicial de la Guardia Civil ha llamado a declarar en calidad de investigados a cuatro exjugadores del equipo de fútbol del Loja acusados de un presunto amaño de un partido jugado esta temporada contra El Palo malagueño, en la categoría de Tercera división. La finalidad del supuesto amaño era ganar dinero con las apuestas deportivas.

El partido en cuestión se jugó el pasado 26 de febrero en el campo de fútbol de El Palo malagueño. A once minutos del final, el Loja perdía por un marcador de 3 a 1 y finalmente acabó empatando 3 a 3.

La directiva del Loja, que expulsó en su día a los cuatro jugadores, puso el caso en conocimiento de la Real Federación Andaluza de Fútbol (RFAF) al entender que estos habrían tratado de arreglar el resultado para beneficiarse económicamente en el terreno de las apuestas a través de un intermediario. Se les acusa de un delito de corrupción entre particulares.

El artículo 286. bis del Código Penal referente a esta infracción penal dice: «El directivo, administrador, empleado o colaborador de una empresa mercantil o de una sociedad que, por sí o por persona interpuesta, reciba, solicite o acepte un beneficio o ventaja no justificados de cualquier naturaleza, para sí o para un tercero, como contraprestación para favorecer indebidamente a otro en la adquisición o venta de mercancías, o en la contratación de servicios o en las relaciones comerciales, será castigado con la pena de prisión de seis meses a cuatro años, inhabilitación especial para el ejercicio de industria o comercio por tiempo de uno a seis años y multa del tanto al triplo del valor del beneficio o ventaja».

Este artículo viene completado en otro párrafo más donde dice: «Lo dispuesto en este artículo será aplicable, en sus respectivos casos, a los directivos, administradores, empleados o colaboradores de una entidad deportiva, cualquiera que sea la forma jurídica de ésta, así como a los deportistas, árbitros o jueces, respecto de aquellas conductas que tengan por finalidad predeterminar o alterar de manera deliberada y fraudulenta el resultado de una prueba, encuentro o competición deportiva de especial relevancia económica o deportiva».

A finales de mayo

Los investigadores le tomaron declaración a los investigados la última semana de mayo y ahora tratan de averiguar si hay algún tipo de mafia del ámbito de las apuestas detrás del presunto amaño del partido. La causa la lleva un juzgado malagueño, aunque podría inhibirse a favor de uno granadino en los próximos días. Esta investigación judicial es la primera abierta por un presunto amaño de partidos en Granada. Ni a la Policía Nacional ni a la Guardia Civil le constan en sus ficheros investigaciones donde estuviera involucrado un equipo de fútbol granadino.

Antes del inicio de las pesquisas policiales, la Real Federación Andaluza de Fútbol inició una investigación para aclarar lo sucedido y negó que los cuatro futbolistas implicados finalmente se hubieran beneficiado económicamente por el empate ya que la presunta apuesta era para que el Loja perdiera por dos o más goles. Días antes, el Comité de Integridad de la RFAF mantuvo otra versión bien distinta: la apuesta era por no perder el partido de fútbol, algo que se consiguió con el empate en los últimos once minutos del 3 a 3.