Los premios Ibn al-Jatib de Loja reivindican la convivencia cultural

fotogalería

/ fotos JORGE MARTÍNEZ MAROTO

  • La Universidad granadina y el médico José Tarifa recibieron este año este galardón, que reconoce el esfuerzo y la labor por el conocimiento y la tolerancia

Los premios Ibn al-Jatib suponen cada año la ocasión de reencontrarse con lo mejor de Loja y Granada. La Fundación de Estudios y Cooperación Cultural que presiden Ayuntamiento de Loja y Diputación de Granada se esmera cada edición en elegir a los que más merecen este reconocimiento a todo aquello que contribuya al desarrollo de Loja y Granada y al fomento de valores como la solidaridad y la paz social. Y por eso los premiados de esta edición, la Universidad de Granada (UGR) en la modalidad no local y el médico y ex concejal José Tarifa en la modalidad local, también hablaron de "saber convivir" durante la gala.

"Todo un honor" fue para Pilar Aranda, rectora de la UGR, recoger el premio, tal y como destacó la máxima representante de la institución académica. "Es un honor viniendo de una fundación con el nombre de este médico, humanista y andaluz universal que representa los mejores valores de nuestra comunidad, como la multiculturalidad", insistió Aranda, que elogió que, desde el ámbito local, se premie a una universidad internacional que pronto, en 2031, cumplirá cinco siglos.

El prestigio de la UGR -de las 200 mejores del mundo y una de las primeras en diversos ámbitos del conocimiento- y los avances dados en materia de igualdad, también en el mundo académico, estuvieron muy presentes en el discurso de la diputada provincial de Bienestar Social, Olvido de la Rosa, que entregó el premio a la rectora.

El médico José Tarifa recogió el galardón -un perfil del polígrafo y erudito lojeño- de manos del alcalde de Loja, Joaquín Camacho. Tarifa, visiblemente emocionado, demostró su fortaleza y sensatez en una intervención en la que no faltaron las anécdotas como médico de familia y sus recuerdos en la ciudad. Arropado por su amplia familia y por numerosos amigos, como el cronista oficial, José Arenas, el premiado dijo estar "orgulloso para seguir aquí y ayudar a engrandecer Loja", que tanto le apoyó tras la muerte de su hijo. "Por mi avanzada edad desearía que me clonaran; sería la única manera de poder vivir más años con todos ustedes", reflexionó Tarifa parafraseando a Borges.

El presidente de la fundación y alcalde lojeño, Joaquín Camacho, destacó por su parte "la humanidad de un gran profesional y buena persona como José Tarifa y la extraordinaria evolución y papel indispensable en la sociedad que tiene la Universidad de Granada". Y con los versos de 'Las horas' de Ibn al-Jatib -en boca del poeta lojeño Juan Mª Jiménez- se cerró una gala "por la excelencia y la humanidad".