El Ayuntamiento de Loja instala una nueva marquesina de bus a la espera de tener estación

El Ayuntamiento de Loja instala una nueva marquesina de bus a la espera de tener estación
/ FOTO JORGE MARTÍNEZ
  • La ciudad es la única cabecera de comarca sin apeadero, para el que se ha propuesto a la Junta la cesión de un solar en el Mantillo

Loja sigue siendo la única cabecera de comarca de Granada sin estación de autobuses. Después de que la inicial obra, planteada en 2011 junto a Los Pinos, quedará descartada el pasado año -porque el TSJA anuló la recalificación del suelo donde se proyectó- el municipio sigue sin contar con un apeadero de autobuses, cuyas líneas suelen parar desde hace tiempo junto a la rotonda Yola.

Por eso, el Ayuntamiento de Loja ha instalado una nueva marquesina en esta zona de parada de autobuses, unas instalaciones en las que se han invertido 20.000 euros desde el área de Obras y Mantenimiento. Como explicó el edil delegado del área, José Antonio Gallego, “la marquesina, que tiene incluso iluminación nocturna, es lo más cómoda posible para los viajeros que estén esperando la llegada del autobús “, comentó el concejal.

Pero el consistorio sigue teniendo sobre la mesa la necesidad de un auténtico apeadero de autobuses. “Estamos hablando no de una estación de autobuses sino de una parada que no estaba en las condiciones que debía”, reparó el alcalde, Joaquín Camacho, que indicó que la intervención no sólo ha ubicado la marquesina sino que ha adecentado el entorno. Consciente de la carencia del municipio, el primer edil recordó que “lo que necesita Loja no es esto sino una estación de autobuses en condiciones como tienen otras ciudades de la provincia”.

En la actualidad, el Ayuntamiento lojeño está gestionando la posibilidad de ceder los terrenos del Mantillo para que la Junta Andalucía incorpore partida presupuestaria lo antes posible y construya la estación de autobuses en esta zona, en una de las dos entradas a Loja desde la autovía. “Por el momento hemos informado a la Junta de esta opción para que nos diga si cumple las condiciones para este tipo de infraestructuras”, informó el alcalde, que se refirió a las negociaciones existentes también con la entidad bancaria vinculada a esta zona urbanística promovida por la empresa municipal Emuviloja. “Si todo va bien y hay voluntad política por parte de la Consejería de Fomento, el importe de la actuación pueda incluirse en el presupuesto de la Junta de 2018 y que ese mismo año comience la obra”, es lo que dice esperar el regidor lojeño con la esperanza de que esta estación se haga realidad lo antes posible porque, dice, “los plazos son factibles”.

Temas

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate