La Oficina Ciudadana incorpora un servicio de videointerpretación para personas sordas

La Oficina Ciudadana incorpora un servicio de videointerpretación para personas sordas
/ FOTO JORGE MARTÍNEZ
  • La herramienta, ofrecida por Diputación en colaboración con el Ayuntamiento, facilitará las gestiones e información a unos 50 vecinos con discapacidad auditiva

Desde ahora, el medio centenar de personas sordas que se estima hay en Loja lo tendrán más fácil para hacer sus gestiones o informarse de cualquier trámite o papeleo que tengan que hacer en el Ayuntamiento. La Oficina Ciudadana del municipio incorpora un servicio de videointerpretación para atender a los vecinos con discapacidad auditiva.

El servicio, que ofrece la Diputación Provincial de Granada en colaboración con el Ayuntamiento lojeño, intenta así “facilitar un acceso a información y trámites igual para todos los ciudadanos”, destacó el alcalde, Joaquín Camacho, que presentó la herramienta junto a la diputada provincial de Bienestar Social, OIvido de la Rosa.

De esta forma, las personas sordas que acudan al Ayuntamiento podrán comunicarse con el funcionario municipal mediante este servicio, que, a juicio del alcalde, “también se pone en marcha gracias al trabajo de colectivos como la Fundación Andaluza de Personas Sordas”.

Para Olvido de la Rosa, “era necesario dar un paso adelante hacia la accesibilidad” y, aunque reconoció que “hay que mejorar muchas cosas en la provincia”, la diputada adelantó que “es un trabajo en el que se va a seguir avanzando a través de la red de municipios accesibles, de la que forma parte Loja”. El servicio funciona de 9.30 a 13.30 horas de lunes a viernes.

Según el Instituto Andaluz de la Discapacidad en Granada hay 4.000 personas sordas y en Loja se estima que hay cerca de 50 personas con discapacidad auditiva. Alfredo Gómez, presidente de la Fundación Andaluza de Personas Sordas, aprovechó la presentación en Loja para agradecer este paso de la Diputación de Granada, que es la primera en Andalucía en tener este servicio. “Lo ideal es que no existan barreras de comunicación para ningún ciudadano, para garantizar que las personas sordas pueden acceder a cualquier servicio en cualquier momento”, comunicó el representante del colectivo.