El ministro de Fomento retrasa a 2018 la puesta en marcha del AVE y pide disculpas por la espera

El ministro de Fomento retrasa a 2018 la puesta en marcha del AVE y pide disculpas
  • Íñigo de la Serna, que incluso ha atendido a un grupo de vecinos lojeños, de momento aplaza reivindicaciones como la construcción de la Variante Sur de Loja

El ministro de Fomento, Iñigo de la Serna, anunció esta tarde en Loja que la obra del AVE en Granada estará concluida en noviembre de este año, si bien no supo precisar en qué momento de 2018 podría entrar en funcionamiento la línea, una vez la Agencia Ferroviaria de Seguridad realice los trabajos que determinen que el tren esté listo para circular.

Satisfecho “porque las obras están avanzando a muy buen ritmo”, el responsable de Fomento se disculpó por la espera y desconexión que está suponiendo la ejecución de este proyecto. “Entiendo perfectamente la inquietud y reconozco que la espera se ha prolongado durante demasiado tiempo y que esto genera muchos trastornos; estamos trabajando intensamente, día y noche, para agilizar esto lo más posible”, insistió, tras anunciar que volverá a Loja “cuando la obra esté terminada”.

En medio de los taludes que ya dejan intuir el futuro paso subterráneo de vehículos de La Estación, De la Serna -rodeado por el alcalde de Loja, Joaquín Camacho, y el delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz- habló de noviembre como fecha clave para ver concluida la obra de Loja y la entrada a Granada, que, según el ministro “es la prioridad”. “Lo que hay es que dar respuesta a la lógica reivindicación de mucha gente de que Granada tenga tren y AVE”, recalcó, dejando de momento de lado las reivindicaciones de la Mesa del Ferrocarril y de ‘AVE sí pero no así’ en relación a la Variante Sur de Loja, la opción que construía una nueva vía en paralelo a la Sierra de Loja.

Como recordó el nuevo responsable de Fomento, a la adaptación de la vía de Loja para la Alta Velocidad se están destinando 24 millones de euros, que incluyen la supresión de varios pasos a nivel. “No son sencillos los procesos de integración en núcleos urbanos, como ocurre en el punto de Loja. Por eso quiero agradecer la sensibilidad del Ayuntamiento y los vecinos”, comentó.

Precisamente un grupo de vecinos -miembros de la asociación ‘AVE sí pero no así’- le esperaban a la salida de la zona de visita. “No nos han dejado entrar, pero al menos el hombre ha sido educado y se ha bajado del coche para atendernos”, explicaron varias vecinas, que indicaban a IDEAL que el ministro les ha confirmado que finalmente no habrá paso peatonal subterráneo sino una pasarela elevada. Según el ministro, a partir de 2018 el escenario de conexión será inferior a las 3 horas entre Granada a Madrid, “cercano a las 2 horas 52 minutos, aunque esto no son matemáticas exactas”, matizó cauteloso, pero convencido de que el beneficio será evidente para el tejido económico y social granadino.

Confianza pero transparencia

Durante su visita a Loja, el ministro fue recibido por el alcalde de Loja, Joaquín Camacho, concejales y diputados como Carlos Rojas y Concha de Santa Ana. Pero también por representantes empresariales como el presidente de la Confederación Granadina de Empresarios, Gerardo Cuerva, que dice estar “convencido de que, esta vez sí, el Ministro va a cumplir su palabra”. Cuerva, sin embargo, también fue exigente con el Ministerio en este tema “Sí se le ha pedido un compromiso de trasparencia. No vale estar tres meses sin saber qué ocurre. Porque eso genera incertidumbre e inseguridad”, aseguró el representante empresarial, que insistía en que “Granada no puede tener una puerta cerrada, como es la ferroviaria, casi dos años”.

La misma confianza en el anuncio del ministro demostró tener el alcalde lojeño, “agradecido porque un ministro venga a corroborar que el AVE estará en 2017”. Camacho, que reiteró que “las obras se están desarrollando con normalidad y agilidad”, se mostró satisfecho de que los planes de Adif hayan tenido en cuenta una de las peticiones más importantes de los vecinos: que el paso peatonal del barrio de la Estación no sea subterráneo sino elevado. “Para el Ayuntamiento de Loja es prioritario que esta obra no sólo no perjudique sino que beneficie a toda Loja”, afirmó, garantizando que se incorporará un paso permanente en La Esperanza. En cuanto a las recientes denuncia medioambientales de ‘AVE sí pero no así’, el primer edil comentó que “existen informes técnicos que avalan las obras en las zonas donde hay cauces de ríos”. Eso sí, el regidor lojeño, como el presidente de los empresarios, le pidió al ministro a su paso por Loja “información” y "transparencia".

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate