Juveloja: del deporte de aventura al ejercicio intelectual

fotogalería

La tirolina, una de las atracciones más visitadas. / JORGE MARTÍNEZ

  • Más de 5.000 escolares y miles de familias pasarán esta semana por la XXI Feria del Deporte Recreativo de Loja

Ayer era una fecha esperada en Loja. Arrancaba de nuevo Juveloja, una feria del deporte recreativo que llega este año a su edición XXI tras cuatro años de parón debido a las dificultades económicas del Ayuntamiento. Había expectación por parte de los colegios, que conocen bien esta actividad y ya marcaban mayo hace años para incluir la visita de Juveloja en su programa de ocio escolar. Pero sobre todo había muchas ganas entre los protagonistas de Juveloja, los niños y niñas que llevaban tiempo preguntándose cada primavera qué había sido de la feria recreativa lojeña.

Por eso, el ambiente casi veraniego de la primera jornada hizo resplandecer aún más la inauguración de esta cita, que se extenderá hasta el viernes con más de 70 espacios de entretenimiento durante todo el día y exhibiciones deportivas todas las tardes. “Con un nivel de participación excelente y equiparable al de la última edición, en 2011, Juveloja sigue teniendo poder de convocatoria y sigue siendo conocida en toda la región”, explicaba el director de área de Deportes del Ayuntamiento, Juan Nogales. Y lo cierto es que sólo en las tres primeras horas de este evento ya habían pasado por la ciudad deportiva de ‘La Joya’ más de un millar de escolares de localidades como Motril, Alcaucín, Lucena o Zafarraya.

«Me acordaba mucho de Juveloja y, claro, quería que hubiera otra vez. Lo que más estoy disfrutando es la zona de piscina, aunque todo es muy entretenido», comentaba Juan Carlos Cobo, de 11 años y alumno del colegio Rafael Pérez del Álamo. La piscina, el rocódromo, la tirolina, la zona de piraguas, los hinchables y toboganes acuáticos… son este año el escenario más concurrido. Es la zona del deporte de aventura y casi todos los pre adolescentes prefieren pasar allí buena parte de las tres horas que están en el recinto. «Vengo del colegio de Riofrío. Y, sí, también había venido antes hace algunos años. Lo más divertido ha sido manejar la piragua; no me da miedo caerme y que el agua esté fría tampoco me importa», contaba Marta Cuberos, de 9 años.

Juveloja: del deporte de aventura al ejercicio intelectual

Pese a que Juveloja esta vez se ha organizado en mucho menos tiempo que otras veces -dicen desde el área de Deportes- las cifras son importantes. Más de 50 colegios de cuatro provincias pasarán por Loja esta semana, mientras que las exhibiciones de la tarde esperan aproximar la cifra total de asistencias a las 10.000 personas. “Tendremos kárate, gimnasia, una exhibición de perros adiestrados y, como colofón, la pasarela Juveloja, en los que los niños de las escuelas deportivas harán de ‘modelos’ con ropa deportiva de tiendas locales”, adelantaba Nogales.

Manejo del 'scratch'

Repartidos entre el campo de fútbol Medina Lauxa, el complejo de Piscinas Genil y el Pabellón Alfeia, los escolares ponen en práctica deportividad, habilidades e ingenio, en una edición que no sólo ejercita el cuerpo sino también la mente. “Nuestro taller es de robótica educativa; es la excusa para acercar a los niños herramientas tecnológicas y que conozcan y reconozcan su creatividad y su capacidad para programar”, explicaba Sergio Delgado, de Proinnova Educativa. Y los pequeños se entusiasman como ingenieros en potencia y descubriendo el ‘scratch’, el conocido lenguaje visual.

Porque Juveloja no es sólo deporte; es también destreza. Como la de un taller que sorprendentemente no pasa desapercibido. “Mezclamos cálculo, juegos y motivación usando algo tan milenario como el ábaco. Nos permite estimular el hemisferio derecho, potenciar cualidades y aprovechar la expansión neurológica, trabajando la aritmética completa”, aseguraba Carmen Fernández, de Aloha, que trabaja las matemáticas con los niños de una forma lúdica.

Tras cuatro años sin Juveloja, esta es una experiencia esperada para unos –los que ya la habían disfrutado siendo más pequeños– y especial para los que nunca antes vivieron la feria. “Nuestro deseo es que no falte ningún año más”, afirmaba el concejal de Deportes, José Antonio Gallego, que reconocía las ganas que había entre niños y adolescentes. “Con la mejora económica actual está justificado retomar Juveloja, aunque suponga una inversión, que al fin y al cabo se reparten con numerosos patrocinadores”, argumentaba por su parte el alcalde, Joaquín Camacho, que se animó con el fútbol y el baloncesto.

Karaoke, Photocall, robótica, aventura o deportes tradicionales y reciclados. El caso es que para muchos niños, como Lucía Romero, Laura Pascual, Daniela Pérez, Daniel Ortiz o David Jiménez mayo de 2016 ha sido el reencuentro con una cita lúdica imborrable en la niñez de muchos niños de Loja y otros puntos de Andalucía.