Los niños de la 'escuela' de Cruz Roja reparten tareas en la Casita de la Igualdad

Los niños de la 'escuela' de Cruz Roja reparten tareas en la Casita de la Igualdad
FOTOS: JORGE MARTÍNEZ MAROTO

Los 45 menores que participan en la 'escuela de verano' participan en talleres domésticos en esta 'mini' vivienda piloto puesta en marcha por el Ayuntamiento de Loja

NOELIA JIMÉNEZ GARCÍALoja

La igualdad fuera y dentro del hogar empieza desde la infancia. Por eso, los niños que participan estos meses en la Escuela de Verano de Cruz Roja -promovida por la Delegación de Igualdad de la Junta- están visitando en diferentes sesiones la Casita de la Igualdad de Loja, una 'mini' vivienda piloto puesta en marcha por el área de Bienestar Social del Ayuntamiento lojeño "para, desde las edades más tempranas, familiarizar a los escolares con la igualdad en el ámbito doméstico", recordó la concejala, Matilde Ortiz.

Durante un buen rato, grupos de no más de quince niños participan en diversos talleres para realizar trabajos cotidianos en común, tales como hacer las camas, planchar, preparar la comida, limpiar las estancias u ordenar la ropa y los enseres. "Tenemos que recordar que no sólo las madres hacen las cosas. Que las mujeres y los hombres tenemos que hacer los mismos trabajos", comentó precisamente uno de los pequeños que visitó la 'casita'. Por ella han pasado diversos grupos de escolares de Loja y el Poniente durante el pasado curso, el primero que ha funcionado. "Es la aportación del Ayuntamiento para trabajar en la promoción de la igualdad desde la niñez", recalcó la edil, que también resaltó el papel que hacen los Servicios Sociales para garantizar todo lo que necesitan las familias en riesgo de exclusión.

A juicio del alcalde, Joaquín Camacho, que también acompañó a la Escuela de Verano durante su paso por la 'casita', "los menores tienen que ser conscientes de que la igualdad no es cosa de libros ni de mayores sino que es algo real". Con la idea clara de que la participación de todos en todo lo de la casa es primordial, estos pequeños regresan con su actividad estival sabiendo, más si cabe, que es importante que la igualdad llegue a todos los hogares. La Escuela de Verano lleva funcionando en Loja cinco años con la gestión de Cruz Roja, cuyo voluntariado y monitores realizan multidud de actividades diarias con los niños para que tengan unas vacaciones lo más divertidas y enriquecedoras que sea posible.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos