«Hay que mantener vivo el concurso; es importante para el carnaval lojeño»

A las 21 horas de mañana viernes dará la bienvenida a 'Don Carnal' desde el escenario del Teatro Imperial

Padilla, demostrando su sentido del humor. /FOTOS: JORGE MARTÍNEZ MAROTO
Padilla, demostrando su sentido del humor. / FOTOS: JORGE MARTÍNEZ MAROTO
NOELIA JIMÉNEZ GARCÍALoja

Hijo y hermano de pregoneros, José Padilla ‘Pío’ promete una presentación de la fiesta del Carnaval muy especial. Conoce la festividad bien por dentro, porque se podría decir que se ha criado en y con ella. Tan experimentado en el Carnaval está como en lo de pregonar festejos, porque también tuvo «el orgullo» de anunciar la Feria Grande y la Semana Santa de Loja en esta misma década.

–¿Qué sintió cuando le comunicaron que iba a ser el pregonero del Carnaval de su pueblo?

–Sentí mucha alegría, claro, y al mismo tiempo responsabilidad. Es para mí un honor poder pregonar la fiesta del carnaval, una fiesta que desde niño he vivido muy de cerca dentro de mi casa. Puedo decir que ‘he mamado’ del carnaval desde que era un bebé [risas].

–Qué cree que le va a pesar más en el escenario ¿la responsabilidad o la emoción?

–Evidentemente la responsabilidad me está pesando mucho antes de pisar el escenario. En estos días previos al pregón, no paro de pensar en cómo hacerlo para que pueda gustar al público. Pero la emoción también me va a acompañar sobre las tablas, porque me voy acordar de muchas personas que, al igual que yo, viven el carnaval como una forma de vida, como una pasión. Pero de lo que sí estoy completamente seguro es de que voy a disfrutarlo como un niño.

–¿Cómo prepara el momento? ¿Solo o en compañía?

–Pues lo estoy preparando de las dos formas. En ocasiones solo y otras veces en compañía de mi hermano Emilio y mi hermana Mari Carmen, que son un gran apoyo para mí –como toda mi familia, claro–.

–Aunque no nos pueda adelantar mucho, ¿cómo va a ser el pregón de ‘Pío’?

-El pregón de ‘Pío’, o de ‘los Píos’. va a ser –como no puede ser de otra manera– único, muy gracioso, innovador, reivindicativo pero, sobre todo, con risa. Mucha risa.

José Padilla, en los escaloncillos que van al barrio Alto, el más carnavalero de Loja.
José Padilla, en los escaloncillos que van al barrio Alto, el más carnavalero de Loja.

–Al margen del de este año, por motivos evidentes, ¿qué carnavales guarda especialmente en su memoria y por qué?

–La verdad es que no tengo un carnaval preferido. Para mí todos los carnavales son preferidos y únicos; todos los años en carnaval lo paso muy bien con mis amigos y mi familia. Todos los años están llenos de anécdotas y buenos recuerdos. Cada año es diferente y, al mismo tiempo, parecido porque, pase lo que pase, el único propósito es divertirme junto a todos los que están conmigo.

–La familia Padilla es todo un clan de ‘carnavaleros’ ¿qué es esta fiesta para los suyos?

–Para mi familia estos días del año son muy especiales porque desde siempre los vive sin envidias, sin afán de competir con nadie, sin rencores. La fiesta del carnaval para ‘los Píos’ es una fiesta para compartir, para reír, para olvidar los problemas de la vida y, ante todo, disfrutar del momento a tope con lo primero que pilles en el baúl de los disfraces.

No es necesario un disfraz muy elaborado para divertirse y salir en carnaval. Con una simple peluca, cuatro trapos viejos y unos coloretes pintados con un pintalabios, es suficiente para pasar un buen carnaval.

–Es obligado preguntarle por qué tipo o tipos veremos este año en la piel del pregonero.

–Este año voy a compartir mi carnaval con un grupo de amigos de la Peña de la Orza. Hemos preparado un bonito repertorio de pasodobles, cuplés y algunas sorpresas más para salir este año como agrupación carnavalera callejera. Eso sí; el disfraz no se dice hasta que no llegue el día. Esa es también la magia o el secreto del carnaval.

–El carnaval no atraviesa su mejor momento según muchos carnavaleros, ¿cuál es su opinión? ¿Cuál es la solución para usted?

–La verdad es que este año no es uno de esos con muchas agrupaciones carnavalescas en el concurso, pero sí es un buen año para las agrupaciones llamadas ‘callejeras’. A pesar de todo, la situación no es tan mala como aparenta, porque de todas formas se van manteniendo los grupos de amigos que siguen ensayando, aunque sea de forma más tranquila ya que la responsabilidad de presentarse a un concurso es muy grande.

Yo creo que sería interesante organizar un festival de Carnaval en Loja, solamente de agrupaciones lojeñas –sean o no callejeras– para, de esta forma, escuchar las letrillas que han ensayado durante unos meses. Lo que tengo claro es que tenemos que mantener vivo siempre el concurso de agrupaciones; creo que es importante para Loja. Es importante para el carnaval lojeño.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos