Loja estrena sede para sus Servicios Sociales

Loja estrena sede para sus Servicios Sociales

El Ayuntamiento fue el primero de la provincia en contratar a una trabajadora social, hace 38 años

N.J.G. Loja

Hace 38 años, Mª Isabel Zurita fue la primera trabajadora social contratada por un Ayuntamiento de la provincia. Ocurrió en Loja, donde ahora, casi cuatro décadas después, se inaugura una nueva sede del Centro de Servicios Sociales, en la actualidad con más de 30 trabajadores entre áreas como Tratamiento de Adicciones, Tratamiento Familiar, Educadores Sociales o Servicios Sociales Comunitarios.

«Después de varios años de trámites», como explicó la concejala de Bienestar Social, Matilde Ortiz, el Consistorio ha inaugurado este centro, ubicado en el antiguo centro de Salud de la ciudad y en cuya adaptación el Ayuntamiento ha invertido 70.000 euros propios además de la aportación conveniada con la Junta de Andalucía. «Los vecinos no entienden de administraciones sino que hay que solucionar los problemas », argumentó por su parte el alcalde, Joaquín Camacho, que calificó la consecución de la nueva sede como «ejemplo de colaboración institucional».

Además de inaugurar oficialmente el centro, que lleva funcionando en la nueva sede desde hace varios meses, el acto sirvió para hacer una pequeña sorpresa y homenaje a Mª Isabel Zurita, que recordó cómo, en septiembre de 1980, tuvo el «orgullo» de ser «la primera trabajadora social contratada por un Ayuntamiento en la provincia». Recordó cómo fue el entonces alcalde Manuel Martín quien quiso «hacer cosas para ayudar a las personas discapacitadas». «Y así empezó todo. Luego vino el Centro Ocupacional y de Estimulación Precoz y todos los demás programas», comentó Mª Isabel, que durante muchos años fue la coordinadora del centro de Servicios Sociales de Loja.

Como indicó el arquitecto del Ayuntamiento, Francisco Bohórquez, la reforma del antiguo ambulatorio ha sido todo un reto. Al entrar al edificio cuesta recordar cómo eran las estancias antes, cuando había consultas y zona de urgencias. «Se han conservado algunos tabiques, pero se ha intentado sobre todo aprovechar al máximo la luminosidad de cada sala», comentó el técnico municipal, cuyo proyecto ha hecho posible que, por fin, el centro de Servicios Sociales disponga de un salón de usos múltiples para actividades como la formación.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos