El fin de 27 kilómetros fundamentales para la línea del AVE en Granada

CHAPA

Los operarios han trabajado en Loja hasta el último momento para cumplir el plazo dado por el ministro y emprender hoy las primeras pruebas del recorrido

NOELIA JIMÉNEZLoja

En el tramo de la Venta del Rayo y la Atajea, ayer hacia las cinco de la tarde, aparcaba sus trenes de trabajo la empresa que realiza la obra de renovación y permeabilización de la vía entre los kilómetros 59,560 y 86,520 de la línea Bobadilla-Granada; es decir, los 27 kilómetros de Alta Velocidad que pasan por el municipio de Loja. Hace tan solo unas semanas, ya se hacía evidente en este mismo punto la unión de la vía nueva, procedente de Antequera y con ancho internacional, y la antigua, la que se ha adaptado e incluye el famoso tercer hilo para posibilitar ferrocarriles de diferente anchura.

AVE en Granada

Y, con la llegada del plazo dado por el ministerio para acabar las obras del AVE, se ha trabajado en el municipio hasta el último momento para permitir las primeras pruebas del recorrido. Los propios trabajadores que bajaban del tren de la obra aseguraban ayer a IDEAL que su trabajo –el de preparar la plataforma con balasto, raíles y traviesas– ya había acabado. Desde esa zona comienza uno de los tramos de la línea más complejos, por diversas circunstancias técnicas y económicas que han dilatado la obra hasta hoy, cuando –ya sí– las vías se vean desiertas de trabajadores o máquinas y preparadas para las primeras pruebas previas a la circulación ferroviaria ordinaria.

Las catenarias y plataforma están listas en todo el tramo, pero en las últimas horas se ha notado que el plazo dado para la finalización se echaba encima, hasta el punto de que aún en la mañana del miércoles se advertía a operarios instalando el cableado en las catenarias de Puente Quebrada, uno de los pocos espacios donde todavía no se había completado esa tarea. Los pasos permanentes de La Atajea, Riofrío, Plines y La Estación ya están operativos, a falta de algunos elementos complementarios, y en el barrio de la Estación también se terminaron los trabajos, supervisados precisamente en la tarde de ayer, según indicaron algunos operarios que impedían temporalmente el paso por la pasarela provisional que usan los vecinos de la zona.

El punto con más trasiego

Es, no obstante, en la estación de Loja –donde tendrá su parada el tren AVE– donde más trasiego de trabajadores se ha percibido en las últimas fechas. Allí los operarios no han parado ni de noche para preparar un espacio donde están los andenes de acceso a los trenes y varios carriles para parada e intercambio de máquinas en ambos sentidos. Y de hecho a última hora de la tarde de este 30 de noviembre se atornillaba aún el tercer hilo, aunque las catenarias no presentaban cableado en estos pocos metros del tramo –al menos hasta el momento de anochecer–. La fecha anunciada llegaba y era evidente que había máximo interés desde Adif para que estuviese listo todo, o al menos lo necesario para testar un recorrido muy esperado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos