La Guardia Civil lojeña reconoce un año más el trabajo de sus agentes

La Guardia Civil lojeña reconoce un año más el trabajo de sus agentes
CHAPA

La Iglesia Mayor acogió la tradicional celebración de la virgen del Pilar y un pequeño homenaje al hasta ahora capitán jefe de la compañía, Diego Sánchez

Noelia Jiménez García
NOELIA JIMÉNEZ GARCÍALOJA

Desde mediodía, como cada 12 de octubre, la Iglesia Mayor de la Encarnación de Loja acogió los actos conmemorativos del día de la virgen del Pilar -la patrona de la Guardia Civil-. Pero este año el protocolo habitual, con el reconocimiento al trabajo de los agentes y mandos lojeños, estuvo protagonizado por el homenaje al hasta ahora capitán jefe de la compañía, Diego Sánchez, que, tras su ascenso a comandante, dejará su responsabilidad en Loja tras ocho años al frente del acuartelamiento. Para despedirle en esta su última celebración patronal en Loja, el teniente comandante de puesto, Benjamín Salas, le dedicó unas cariñosas palabras y le entregó un obsequio de todos los efectivos del cuartel lojeño.

Tras la misa en honor a la virgen, oficiada por Juan Carlos Hidalgo, se realizaron diversos ofrecimientos a la patrona por parte de varios hijos de agentes, así como una ofrenda floral a cargo del alcalde, Joaquín Camacho, y el capitán jefe de la Compañía de Loja, Diego Sánchez. Ambos colocaron ante el altar del templo una corona de flores que, como cada año, recuerda a todos los guardias civiles muertos en acto de servicio.

A continuación tuvo lugar la entrega de condecoraciones que cada 12 de Octubre completa esta jornada festiva, en la que, junto a familiares y vecinos de los guardas civiles lojeños, estuvieron los jueces de Instrucción de la ciudad, representantes de la Policía Local y diversos miembros de la corporación municipal.

Distinciones

En esta ocasión, fueron destacados el cabo Luis Miguel Montes, al que su padre, guardia civil retirado, le impuso la cruz de oro a la constancia; los guardias civiles Francisco José Gámiz y José Antonio Ramírez recibieron la cruz al mérito militar con distintivo blanco; los guardias civiles Antonio Jesús Campos, David Jiménez, Emilio José Povedano y Rafael López, el teniente Marcos Rueda y el cabo José Antonio Fuentes fueron reconocidos con la cruz al mérito de la Guardia Civil con distintivo blanco; y el capitán jefe de la compañía Diego Sánchez, el teniente comandante de Puesto, Benjamín Salas, y los agentes Jorge Alexis Chacón y José Antonio González recogieron la Cruz al Mérito de la Guardia Civil con Distintivo Blanco, por su trabajo en una conocida operación antidroga.

Temas

Loja
 

Fotos

Vídeos