Gratitud lojeña para Juan de Loxa y el padre Maqueda

Gratitud lojeña para Juan de Loxa y el padre Maqueda
CHAPA

La Fundación Ibn al-Jatib premia a título póstumo a uno de sus vecinos más ilustres y al primer director del centro de FP

Noelia Jiménez García
NOELIA JIMÉNEZ GARCÍALOJA

Justo cuando se ha cumplido un año de su inesperado fallecimiento, Juan de Loxa -poeta, periodista, experto lorquiano y genio polifacético- ha sido premiado a título póstumo por la fundación Ibn al-Jatib, el organismo cultural que capitanean Ayuntamiento de Loja y Diputación. Es la forma en que Loja ha querido agradecer a su ilustre vecino una trayectoria única, de fomento cultural, de difusión de la poesía desde el medio radiofónico y desde todos los ámbitos, de amor por la obra de Federico García Lorca y de tanta labor de mecenazgo para «todo lo que oliera a Cultura», dijo de él visiblemente emocionada su prima Lola Grande, que fue la que recogió en su nombre el perfil del polígrafo lojeño Al-Jatib. Con él, también poeta y genio, relacionaba a Juan de Loxa una poesía de Juan Antonio Díaz. La leyó en la gala de los premios Elodia Campra, de 'Poesía 70', el programa de radio que impulsó De Loxa y que le valió el premio Ondas.

En su edición de 2018, la fundación cultural ha decidido por unanimidad de sus patronos reconocer la trayectoria de dos hombres que se han caracterizado por promover la actividad cultural desde diferentes ámbitos, De Loxa y el padre Luis Maqueda. En la categoría general, el reconocido este año es el poeta y polifacético artista lojeño, «que tuvo la gran generosidad de llevar el nombre de su pueblo ligado a su identidad», destacó el alcalde, Joaquín Camacho. Para rendir homenaje a la memoria de este grande de la cultura nacional, su amigo, el también poeta Juan María Jiménez, leyó algunos de los más bellos versos de su última obra, 'Juego y pesadilla en Pinito del Oro'.« Nos sorprendió - y a él mismo- su ida. En el cielo o en tu sosiego, te lo mereces», recogió entre lágrimas el galardón su prima, de manos de la diputada de Cultura, Fátima Gómez.

En la categoría local se destacaba la labor de Luis Maqueda, sacerdote, docente e impulsor del centro formativo del que surgió el actual IES Moraima. Él mismo, a sus más de 90 años, cogía el premio de manos del alcalde. «Estuve 19 años en Loja hace más de 40; no me habéis olvidado y yo también guardo muchos recuerdos. Loja fue mi primer puesto de trabajo», rememoraba el religioso, que introdujo el cooperativismo y el sector textil y que fue director del centro de FP previo al actual IES Moraima. Durante el acto, le dedicaron bonitas palabras algunos de sus antiguos alumnos, que calificaron a Maqueda como «un adelantado a su tiempo».

Con palabras de gratitud quiso reconocer la diputada de Cultura la labor de esta fundación en la defensa de la cultura de Loja y la provincia y la trayectoria de los dos premiados. El alcalde lojeño, por su parte, elogió a los galardonados y destacó de ellos su lucha por la igualdad de oportunidades en sus respectivos ámbitos y su trabajo por mejorar la sociedad. «Llegamos tarde pero tenemos que llegar», dijo en referencia al «justo reconocimiento» de la ciudad a Juan de Loxa, a cuya familia brindó la colaboración institucional para que el municipio acoja parte de su legado.

 

Fotos

Vídeos