El gobierno lojeño reclama «un plan especial» para evitar riadas como las que afectaron a Riofrío y Santa Bárbara

El gobierno lojeño reclama «un plan especial» para evitar riadas como las que afectaron a Riofrío y Santa Bárbara

Confederación destinará 580.000 euros para actuar en toda la provincia, una cantidad que el concejal de Urbanismo, Joaquín Ordóñez, considera «mínima»

IDEAL Loja

Tras más de tres semanas desde que se produjera el desbordamiento del arroyo Salado, que provocó graves destrozos en Riofrío y en Ventas de Santa Bárbara, los técnicos de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir -órgano dependiente del Gobierno de España- han manifestado su intención de actuar en la zona. Según indica el Consistorio lojeño en una nota de prensa, el teniente de alcalde delegado de Urbanismo, Joaquín Ordóñez, mantuvo estos días una reunión con los técnicos para estudiar qué medidas se pueden llevar a cabo para evitar una riada como la vivida.

En la reunión -en la que han estado presentes empresarios, hosteleros y el alcalde pedáneo, Alejandro Aguilera- los responsables de la CHG explicaron que la actuación se incluirá dentro de un plan de conservación y mantenimiento general de cauces en toda la provincia de Granada y «no en un plan especial como reclama el Ayuntamiento de Loja», indicaron. En la nota municipal, el Ayuntamiento criticó que «los técnicos hayan evitado dar a conocer la cuantía exacta que se destinará a las mejoras de los arroyos Salado y Frío, aunque se estima que no excederá en demasía los 100.000 euros», afirmaron en el extenso documento. «Este dato contrasta con los trabajos que está llevando a cabo el consistorio lojeño con fondos propios, que superan los 100.000 euros de inversión hasta el momento», reiteraron.

Según la nota municipal, los técnicos de la CHG adelantaron que se actuará en la limpieza del cauce del río Salado en cotas altas y del rio Frío en cotas bajas, en tanto el Consistorio es el responsable de actuar en la zona urbana del río. Además manifestaron su interés de estudiar la situación de legalidad de algunas construcciones de la ribera de los cauces y seguir con la limpieza, paralizada hace algunos meses por la denuncia de un grupo ecologista en relación a la presunta afección a un bosque de galería. Se trata, explicaron, de «la retirada de zarzas y tostados para plantar árboles autóctonos de ribera en un plazo inferior a ocho meses».

Desde la CHG no descartaron más actuaciones, aunque habrá que esperar al futuro Plan de Actuaciones de Restauración de Ríos en las Cuencas Altas del Genil y Guadiana Menor, pertenecientes a la zona de Granada. También se comprometió el organismo a estudiar un proyecto de actuación promovido por el Ayuntamiento de Loja para mejorar la situación de los arroyos y cauces del municipio.

Por su parte, el teniente de alcalde delegado de Urbanismo, Joaquín Ordóñez, se mostró muy crítico con la inversión que pretende realizar la CHG. «La cantidad del plan es mínima al tener que atender a toda la provincia, más si lo comparamos con los 100.000 euros que ya ha invertido el Ayuntamiento». Ordóñez dijo no comprender »cómo es el propio consistorio quien tiene que actuar en el cauce en la zona urbana sin recibir ayudas del Estado, siendo su competencia«. «Nos retrasan en actuar, siendo quienes dan los permisos, y ahora mantenemos el coste únicamente los ayuntamientos», comentó, para luego reclamar »el mismo compromisos de todos».

El Ayuntamiento de Loja lleva más de veinte días trabajando en Riofrío con varias empresas externas que actúan con maquinaria pesada. «Los trabajos continuarán en los próximos días en tanto la zona no se quede restaurada plenamente», aseguró Ordóñez.

 

Fotos

Vídeos