El gobierno lojeño insiste en que no conocía el derribo de la antigua estación y que fue un “atropello”

Plano que muestra dónde termina el andén y en el que aparece la antigua Estación. /IMAGEN CEDIDA POR AYUNTAMIENTO DE LOJA
Plano que muestra dónde termina el andén y en el que aparece la antigua Estación. / IMAGEN CEDIDA POR AYUNTAMIENTO DE LOJA

Los 'populares', en respuesta a la última comparecencia del PSOE, aseguran que "siempre se habló de restauración del edificio” y que fue "un cambio en el proyecto no notificado al Ayuntamiento" lo que "provocó la demolición"

REDACCIÓN Loja

Ante las últimas noticias surgidas donde un escrito del Ministerio dice que el Ayuntamiento tenía conocimiento del derribo de la Estación y que los técnicos están en contacto permanente con el consistorio, el gobierno del Ayuntamiento de Loja habla en un comunicado de que "siempre se habló de restauración, nunca de demolición", insiste el equipo de gobierno del PP, que fue acusado estos días por el PSOE de Granada de "mentir" sobre este tema.

"Desde un principio, con el que entonces era Subdelegado de Gobierno, se nos aseguró que se rehabilitaría, pues no era necesario derribarla dentro del proyecto. Es cierto que estaba en un estado lamentable de conservación, pero que a posteriori, a través de alguna subvención se rehabilitaría para fines culturales como por ejemplo, el museo del ferrocarril", indica el comunicado. "Lo que no cuenta ni el Ministerio ni Adif en ese escrito -reprocha el gobierno del PP a la respuesta dada en el Congreso por el propio ministerio a una pregunta del PSOE- es que ha modificado el proyecto y esta es la explicación que nos dieron después de derribar la estación, un viernes a las 3 de la tarde sin aviso previo y con unas formas de proceder poco ortodoxas", recriminan a los responsables de Adif y al Ministerio. De hecho, en las últimas horas el alcalde lojeño, Joaquín Camacho, calificó lo ocurrido con la demolición de la estación de "atropello".

Según el gobierno del 'popular', "en los planos del proyecto que hay en el ayuntamiento, la estación no se toca, el andén no se usa y aparece una valla perimetral que rodea la estación y el cubato, que en estos últimos días se está desplazando". Reconoce el equipo de gobierno lojeño que "en un apartado, el proyectista propone su demolición debido al mal estado en el que se encontraba el edificio", pero indica más adelante que "nunca ni el Ayuntamiento, ni técnicos ni los partidos políticos o asociaciones, que también tienen el proyecto, se percataron de eso, pues el Ayuntamiento tenía asumido que se restauraría", narra la nota.

También se refiere el comunicado a lo que sería el porqué de la demolición. Según el gobierno lojeño, "la ley ferroviaria cambia después de hacer el proyecto y el andén tiene que medir 400 metros de largo". Con el cambio, comentan, la estación antigua y el cubato están en la zona por donde se tiene que desarrollar la ampliación, lo que provoca que se tenga que derribar la estación y desplazar el cubato.

"Ni el alcalde y el concejal de Urbanismo, Joaquín Ordóñez, mintieron”, concluye el comunicado.

Fotos

Vídeos