Feria para todo el día, en el pregón de Auxi Márquez

FOTOS: JORGE MARTÍNEZ MAROTO

Desde el incomparable marco del Mirador de Isabel I de Castilla, esta lojeña adoptiva pregonó una Feria Grande para "entregar, compartir y saborear"

NOELIA JIMÉNEZ GARCÍALoja

Recuerdos de niñez, vivencias y mucha feria en esencia. "No de noche ni de día; feria todo el día". Esa es la feria que defiende Auxi Márquez, espléndida pregonera de las fiestas grandes lojeñas desde un escenario que nunca vio un acto de este tipo: el Mirador de Isabel I de Castilla. Estuvieron con ella, arropándola, un numeroso público que casi llenó las gradas y como no, su familia y su marido, José Mª Morales, que miraba atento, siempre en pie, cómo anunciaba la Feria Grande esta "ferianta y rociera", como ella misma se definió.

La pregonera comenzó primero por los recuerdos de su infancia y por explicar que este año, por primera vez, no estaría con San Bartolomé, el patrón de su otro pueblo, Aguadulce, en Sevilla. Pero esta lojeña adoptiva quiso y disfrutó el pregón de su ciudad desde que era niña. "Es todo un honor como lojeña adoptiva hacer este pregón. Gracias a Loja", comenzó por decir, rodeada de mantones de Manila, como el de su abuela Dolores. Vivencias y más vivencias de años de feria afloraron en un pregón largo pero ameno, en el que Auxi también vivió emocionada el cante de su hija Auxi Morales y su amiga Flor González y, además, toda una sorpresa, la de ver al frente del cajón flamenco a su sobrino y ahijado Carlos Márquez, al que creía en Cáceres. "¡Qué me gusta más que un volante y una flor y gente al lado disfrutando con alegría y felicidad!", decía Auxi ante el auditorio, para confirmar la enorme satisfacción que le estaba produciendo pregonar aquello que más le gusta: la feria.

Auxi Márquez no dudó en introducir toques rocieros a su discurso, que ante todo reivindicó una feria para "entregar, compartir y saborear". "Quédense con esas tres cosas y hagamos grande la feria entre todos", pidió la pregonera, ovacionada en más de una ocasión por los presentes. También por el alcalde, Joaquín Camacho, que agradeció su emotivo pregón a Auxi, y por el concejal de Fiestas, José Manuel Sánchez, que presentaba a "la voz de la Feria Grande", una voz que no defraudó.

Medio cordobesa y medio sevillana, Auxi demostró sentirse también muy lojeña. "Tengo que dar las gracias a mis padres por traerme y a mi marido por retenerme", bromeaba al comienzo de un pregón en el que no faltó el cante y que, además, sirvió para "pedir un recinto ferial para el día entero. Como en tiempo atrás, para todo el día y con 'to' su salero", reclamaba Auxi desde el escenario. La pregonera recorrió recintos feriales de hace años, como el paseo y las tercenas, La Malagona, donde ahora está el hospital... Recuerdos para las casetas de aquel entonces y muy en especial para 'La Primera' y para su 'Carro', desde el que el ya fallecido Joaquín González alargaba la feria toda la jornada. También referencias en la voz de Auxi a la Volaera -porque "no hay feria sin volaera flamenca"- y, como no, a su coro Ajoblanco, con palabras muy especiales sobre Felipe Comino y mucho cariño hacia personas que siempre le han acompañado en su amor hacia la Feria y el Rocío, como Néstor Torres, Fátima y Montserrat Cobos, Maripi Caro, Irene Velasco o Elo Ruiz.

El pregón de esta "ferianta", pura energía, animó a "vivir la feria con ilusión, como la vida". "La ilusión del niño por ir a los columpios, del casetero que engalana su caseta, de la mujer que va a estrenar su traje de flamenca, la ilusión de quien va a compartir con su familia y amigos", narraba la pregonera, que, para terminar, dedicó con la voz de su hija un hermoso cante a "la madre de todos los lojeños", la patrona de Loja, la Virgen de la Caridad.

Temas

Loja

Fotos

Vídeos