'Érase una vez la escuela', la historia de los 50 años del colegio lojeño Caminillo

'Érase una vez la escuela', la historia de los 50 años del colegio lojeño Caminillo
FOTOS J.M.M.

La muestra -en el Centro de Mayores del barrio Alto con un objetivo intergeneracional- recoge fotos, revistas, libros, disfraces, premios, trabajos escolares y hasta un aula de los 60

NOELIA JIMÉNEZ GARCÍALoja

El 1 de septiembre de 1967 comenzó el primer curso escolar del Colegio Caminillo, entonces llamado Tena Artigas. Y como este curso se cumplen 50 años de este centro escolar, en el barrio Alto lojeño, la comunidad educativa del CEIP lleva meses celebrándolo con todo tipo de actividades. Entre ellas ocupa un lugar especial, emotivo, la exposición 'Érase una vez la escuela', instalada en toda la planta superior del Centro de Participación Activa del barrio Alto, precisamente, como indicó la directora del centro Mª Ángeles Morales, para unir generaciones, los mayores y las diferentes familias de niños, padres y hasta abuelos que han pasado por las aulas de este centro en su medio siglo de vida.

Ante el número 4 de la revista del CEIP Tena Artigas, editada por los escolares de los años 70, está una de las alumnas que entonces participó en la edición y que ahora ha cedido aquella publicación 'amateur', amarillenta por los efectos del paso del tiempo, pero llena de recuerdos para los muchos escolares de aquellos años que también han aportado sus antiguos materiales. Trabajos de clase, murales, premios, revistas escolares, fotos de excursiones y viajes de estudios, disfraces, orlas, creaciones plásticas y, como no, muchos libros y cuadernillos que ya son todo un clásico de la antigua EGB o la más reciente LOGSE.

El delegado territorial de Educación de la Junta de Andalucía, Germán González, el alcalde de Loja, Joaquín Camacho, el equipo directivo del centro, así como numerosos profesores, alumnos y familias del colegio Caminillo y de otros centros del municipio no faltaron a la apertura de esta curiosa muestra, que refleja la evolución de un colegio y, con ello, la de la propia sociedad lojeña. «Cada colegio es especial y refleja la mejora de la sociedad en estos años de democracia. Esta exposición enseña la importancia de la educación», destacó el delegado. «Cambian las tecnologías, los pupitres... pero el objetivo es el mismo», comentó por su parte el alcalde lojeño.

Ambos representantes, junto a diversos concejales de la corporación y varios directores de centros educativos pasaron, como casi todo el público asistente, por la reproducción del aula escolar de antaño, con muebles y enseres propios y originales de los años 60.

Como ya anunció al comienzo de la agenda conmemorativa la directora, Mª Ángeles Morales, la exposición se ha montado en el Centro de Participación Activa de Mayores con un sentido intergeneracional. La muestra ha sido posible gracias a la colaboración de familiares, docentes y escolares de todas las épocas del centro y ha sido coordinada por el profesorado, la Comisión del Cincuenta Aniversario, la dirección del Centro de Participación Activa, el Taller de Madres y la AMPA del Caminillo, así como por delegados de padres y madres del CEIP.

La exposición podrá visitarse de miércoles a viernes, por la mañana entre las 10 y las 13 horas y por la tarde de las 17 a las 20 horas, con entrada libre y gratuita.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos