La empresa del AVE en Loja pide ahora 4,6 millones más para nuevas obras en el tramo

Parado. Andamios para las obras previstas en el proyecto original; ahora están paradas. / CHAPA

Este complementario, que tramita Fomento, supone otro incremento del 20% respecto a la adjudicación inicial

M. V. Cobo
M. V. COBOGranada

En enero de 2016, cuando el tráfico de trenes entre Granada y el resto de España -a excepción de Almería- llevaba ya ocho meses cortado, la empresa adjudicataria del tramo de Loja abandonó los trabajos. Se llevó hasta las casetas de obra, dejando un leve rastro de haber empezado a renovar la vía del siglo XIX para que llegaran los trenes del siglo XXI. La unión de Dragados y Tecsa se había adjudicado ese contrato con una oferta del 50% sobre el precio base de licitación, por un precio de 23 millones, en enero de 2015. Sin embargo, antes de empezar a trabajar, ya habían pedido más dinero, por encima del 10% que permite la ley. Esa petición provocó una tensa negociación que dejó la obra parada hasta finales del año 2016, cuando Fomento otorgó ese modificado, pero sin sobrepasar el límite legal. Apenas cinco meses después, Dragados y Tecsa han vuelto a pedir más dinero, esta vez con un contrato de obras complementario, que permite subir la cantidad que se solicita.

La petición, según la información a la que ha tenido acceso este periódico, se cursó en primavera. Se trata de un contrato de obras complementarias por importe de 4,6 millones de euros, lo que supone un 19,36% más respecto al precio de adjudicación de la obra -que fue de 23 millones-. En esas obras complementarias, la adjudicataria apunta a la necesidad de reforzar los viaductos de Puente Quebrada y Plines, que son dos estructuras de la línea convencional por los que pasará el tren de Alta Velocidad. Además de cambiar las vías, para incluir el tercer carril que permita el paso de trenes de velocidad alta y de los convencionales, la empresa apunta a la necesidad de acometer obras de mayor importancia en esos dos viaductos.

Los nuevos trabajos tienen un plazo de cuatro meses y aún no se han aprobado Fomento admite que se está tramitando aunque insiste en que no afectará a los plazos

También apuntan en su propuesta a la necesidad de actuar en «los taludes de desmonte y terraplén, con objeto de garantizar una explotación eficiente en unas condiciones de seguridad adecuadas, sin un aumento de la ocupación, que minimizan las operaciones posteriores de mantenimiento de la línea». Así lo reflejan en la documentación a la que ha tenido acceso este periódico. En ese nuevo contrato que propone la empresa adjudicataria se detallan también distintas actuaciones para evitar que la fauna de la zona pueda anidar o invadir la plataforma. En total, 4,6 millones de euros en obras no contempladas inicialmente en el proyecto de renovación de la vía para que pudiera servir para el servicio de alta

Inspección

El trámite que siguen estas modificaciones de contrato o nuevos contratos complementarios no es sencilla. La empresa hace un proyecto y apunta a unas cantidades económicas, pero hay un cuerpo de inspectores que revisan la pertinencia o no de hacer esos trabajos, así como lo ajustado del presupuesto.

En el caso de este proyecto de obras complementarias, ya ha tenido un primer informe desfavorable por parte de un inspector. Según explicaba en el escrito, fechado en el mes de mayo, el auditor rechazaba que fueran obras complementarias, apuntando que se trataba de un modificado del proyecto original -por lo que no se puede superar el 10%-. Este tramo ya tuvo un modificado del contrato en 2016. Ese incremento de precio tendría que pasar obtener el visto bueno del consejo de administración de Adif, una vez que lograra informe favorable de un inspector.

Según ha podido saber este periódico, las obras que propone la empresa adjudicataria tienen un plazo de ejecución de cuatro meses y todavía no se han empezado. De hecho, no se pueden hacer en paralelo a las ya previstas, ya que afectan a los viaductos y a la plataforma, y no se podría renovar la línea hasta que estuvieran ya hechas.

Desde el ministerio de Fomento confirman que se está tramitando este contrato de obras complementario, aunque insisten en que no afectará a los plazos previstos, que suponen terminar la obra en el mes de noviembre, para lo que quedan justo cuatro meses.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos