Decenas de familias y hosteleros de Riofrío buscan ayuda para amortiguar las pérdidas tras la riada

Decenas de familias y hosteleros de Riofrío buscan ayuda para amortiguar las pérdidas tras la riada

La oficina de atención a los damnificados del Ayuntamiento lojeño atiende a los afectados, que se reunieron ayer con representantes de Subdelegación para saber qué podrán solicitar

N.J.G. Loja

Cuando se cumple una semana de la catástrofe del anejo lojeño de Riofrío, los vecinos siguen limpiando enseres, retirando suciedad y barro y, sobre todo, intentando amortiguar las pérdidas provocadas por la riada que asoló el pueblo. En los primeros tres días de funcionamiento de la oficina de atención a los damnificados, puesta en marcha por el Ayuntamiento de Loja, varias decenas de familias y hosteleros han recurrido a este servicio para buscar ayudas y conocer todas las opciones de apoyo que las administraciones tienen dispuestas para este tipo de casos.

Según el alcalde, Joaquín Camacho, la oficina se mantendrá abierta mientras que haya vecinos que la utilicen. En ella, una técnica municipal atiende a los afectados para que éstos expongan los daños que han tenido, se informen de las posibles ayudas que en estos casos ofrecen las diferentes administraciones y los requisitos que hay que cumplir para tener derecho a ese auxilio económico. «La intención es no marear mucho a los vecinos. Teniendo en cuenta que estas cosas llevan mucho papeleo, queremos que las peticiones se centralicen desde aquí», explicó el regidor, que también acompañó a los afectados durante la reunión mantenida ayer por la tarde con los representantes de la Subdelegación del Gobierno de España.

El encuentro con los técnicos de este organismo sirvió para informar a los riofrieños de qué condiciones se tienen que dar para poder acogerse a este tipo de ayudas y así «no generar falsas expectativas». Pero también para que los vecinos se manifestaran espontáneamente para reclamar más limpieza y mantenimiento de los arroyos de la zona y más medidas preventivas para aminorar las consecuencias de riadas que no son nuevas en el pueblo.

Como recordó Camacho, las gestiones de la oficina de atención a los damnificados también servirán para que el Consistorio trámite la declaración de Riofrío como 'Zona Catastrófica' «para recibir la máximas ayudas posibles», indicó, insistiendo en el apoyo del Ayuntamiento a la citada reivindicación vecinal. «Tenemos que buscar una herramienta que agilice las actuaciones en el río, las autorizaciones de limpieza y mantenimiento, y que evite consecuencias tan graves», argumentó el primer edil, que dijo estar a la espera de que Confederación Hidrográfica del Guadalquivir -el órgano que gestiona los ríos de esta demarcación- concrete el convenio anunciado tras la riada, para acelerar las labores de mantenimiento que periódicamente requieren los muchos cauces fluviales que hay repartidos por el término municipal lojeño.

Aún sin evaluación de daños global o parcial, Camacho indicó que el arquitecto del Consistorio está preparando el peritaje sobre bienes de titularidad municipal afectados, como el parque de la avenida del río, el acerado, las fuentes, los bancos y columpios, las papeleras y farolas, y todo tipo de mobiliario e instalaciones públicas deteriorados o inutilizados por efecto de las inundaciones. «Estamos examinando el coste que va a tener para el Ayuntamiento de Loja, también para acogernos a otro tipo de ayudas», adelantó, aunque reconoció que «el mayor daño está en viviendas, negocios y terrenos agrícolas» del pueblo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos