Condenan a 3 años y medio de cárcel al exadministrador de la residencia lojeña La Misericordia

Condenan a 3 años y medio de cárcel al exadministrador de la residencia lojeña La Misericordia
FOTO J.M.M.

La Audiencia Provincial le obliga a devolver a la fundación los más de 164.000 euros de los que se apropió y le inhabilita para sufragio pasivo y para ocupar cargos en fundaciones

IDEALLoja

La Audiencia Provincial de Granada ha condenado a 3 años y medio de prisión a Francisco Barquero, antiguo administrador de la residencia de mayores Nuestra Señora de la Misericordia, por transferir, desde enero de 2008 hasta julio de 2014, 164.100 euros de la fundación a cuentas bancarias personales. Según ha podido conocer esta redacción, el tribunal también le condena a indemnizar a la residencia con la misma cantidad sustraída, además de una inhabilitación de 3 años y medio para sufragio pasivo y para ocupar cargos en fundaciones.

El juicio se celebró el mes de diciembre en la audiencia de Granada y en un principio la Fiscalía pedía seis años de cárcel para Barquero, que también tendrá que hacer frente a las costas de este procedimiento judicial.

Según los datos aportados en torno a este caso, sin autorización ni justificación alguna, el que era secretario de la fundación ingresó a su favor y con el concepto "nómina" más de 116.100 euros, cantidad a la que sumó otras transferencias también a su nombre por un importe de más de 44.300 euros y otras a favor de una mercantil de la que era único administrador por otros 3.700 euros. En total, 164.100 euros de la entidad que fueron desviados a sus cuentas personales y que ahora deberá devolver a la residencia más los intereses marcados por la ley.

En su escrito de acusación, Ministerio Fiscal argumentaba que, a consecuencia de estos hechos, se produjo una "difícil situación económica" en la fundación, que no pudo hacer frente a los pagos y contrajo una deuda de 200.000 euros con los trabajadores, 135.000 más con proveedores, 1,7 millones con la Tesorería de la Seguridad Social y casi 300.000 con la Agencia Tributaria.

El acusado tampoco presentó las correspondientes cuentas anuales ni los planes de actuación para la adecuada gestión de la residencia desde 2007 y hasta 2013.

El condenado puede presentar recurso de casación ante el Tribunal Supremo en el plazo de cinco días.

 

Fotos

Vídeos